Ambigüedad y contrapesos en el establishment de seguridad

Israel debe adherirse a la política de ambigüedad, mientras procura hacer mucho y decir poco.

Calle de Teherán Foto ilustración: Maryam Araghi vía Unsplash

Por el general (retirado) Tamir Hayman

Esto se aplica a los reportes provenientes del extranjero sobre la actividad encubierta en el marco de la campaña de entreguerras o en el territorio iraní, y se aplica también a las alianzas de defensa aérea.

A menudo me preguntan sobre el efecto de la inestabilidad política en la actividad de seguridad. Les recuerdo a todos que el establishment de seguridad está acostumbrado a este tema, y ​​que en Israel hay suficientes controles y equilibrios para evitar la posibilidad de que la influencia política se extienda a la toma de decisiones de seguridad.

Los mismos controles y contrapesos se aplican a los jefes de las fuerzas de seguridad, los jefes de los servicios de inteligencia y al Gabinete de Política y Seguridad, que está obligado a reunirse cada vez que existe la posibilidad de una escalada significativa hasta el punto de que se desate una guerra.

No hace falta decir que las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) deben tener un comandante. No pueden funcionar de otra manera. Por lo tanto, el proceso de designación del próximo jefe del Estado Mayor debe continuar. Las FDI deben ser apartadas de cualquier cuestión política.

Fuente: INSS The Institute for National Security Studies

Compartir

#, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Diplomacia y Defensa