Hotel Boutique “The Vera” redefine la experiencia

0
67
Danny Tamari

“The Vera” es un nuevo hotel boutique urbano que abrió sus puertas hace pocos meses, con un concepto único.

Un cuarto “Deluxe”

Tiene varias ventajas turísticas por su interesante ubicación, pues se encuentra en el corazón histórico de Tel Aviv, en la pululante calle Lilienblum, cerca del bulevar Rothschild, famoso por la arquitectura Bauhaus, el pintoresco barrio histórico de Neve Tzedek con su centro cultural y el barrio Florentín que se puso muy de moda en los últimos años. También cercano al “Shuk Levinsky” que acaba de ser elegido entre los mejores de Tel Aviv. El hotel “The Vera” cuenta con 39 habitaciones en 4 categorías: “Classic”, “Deluxe”, “Superior” y “Garden Room”. A pesar de ser tan nuevo ya ha recibido críticas muy positivas en los medios de comunicación de todo el mundo, que lo definieron como “elegante y cálido”  y muy oportuno para quienes deseen conocen la verdadera identidad de Tel Aviv. Más datos en el sitio: www.theverahotel.com

La Azotea

El dueño es el hotelero Danny Tamari y para este su primer hotel ha concebido un concepto único de “Antología local”, por lo que trabaja estrechamente con diseñadores y firmas locales para crear una narrativa local de Tel Aviv. Tamari es licenciado en administración de empresas de “Les Roches Hotel School”,  comenzó su carrera en  hotelería en 1998 en el Dan Hotel en Tel Aviv y luego en fue encargado de ventas en otras cadenas de hoteles del Reino Unido, también se especializó en temas de culinaria y bebidas y estuvo al frente del primer hotel boutique de Tel Aviv. Declaró que fundó el “The Vera” con la idea de que los huéspedes pudieran experimentar la calidad del alto nivel y además disfrutar de expresiones de arte local y de todas las maravillas de la singularidad de Tel Aviv y de su carácter dinámico e ininterrumpido.

La fachada

Detalles a tener en cuenta: los cosméticos en el baño y el spa son productos orgánicos fabricados por marcas locales, el vestíbulo del hotel cuenta con una máquina de autoservicio de vino con una selección local gratuita, los muebles hechos a medida fueron diseñados por Tomer Nachshon y los accesorios de iluminación por Ohad Benit. La fachada del edificio fue diseñada por el arquitecto Assaf Salomón y el logo de “The Vera” fue creado por la gráfica Liri Argov, quien implementó el concepto de “colección local” de Tamari y lo integró también a su identidad visual. El nombre del hotel se deriva del  nombre de la planta de aloe vera, que es muy común en Tel Aviv y tiene cualidades calmantes, las únicas plantas que son saludables para dormir, por lo cual hizo colocar una en cada habitación para relajar a los huéspedes.

Un Balcón

El edificio original en los terrenos del hotel fue “Gilad”, el primer hospital de maternidad en Tel Aviv que se estableció en la década de 1920 y en la década de 1950, se erigió un edificio de oficinas de una constructora sobre las ruinas de la sala de maternidad. La parte posterior del edificio se encuentra junto al bulevar Rothschild, cercana al edificio histórico en el que Ben Gurión declaró el establecimiento del estado. Assaf Salomón, planificó la división interna del hotel y diseñó sus habitaciones. Los espacios públicos, los balcones y la fachada frontal fueron encargados al diseñador Yaron Tal, quien conservó el carácter austero de un edificio de oficinas de la década del 1950, con pisos de concreto y paredes sin pintar, trayendo materiales y texturas de alta calidad, así como una gran cantidad de vegetación dentro y fuera. Lo más atractivo es la azotea dividida en dos pisos finamente cubiertos, con cómodas sillas y muchas plantas, desde donde se puede apreciar el bullicio de la ciudad y donde a ciertas horas se practica yoga.

Dejar respuesta