El Ballet de Zurich trae Ana Karenina de Spuck y Tolstoi

0
302

En el marco de la serie Danza en el Mishkán, producida por la Ópera Israelí en el Centro de Artes Escénicas de Tel Aviv, se presentará la pieza Anna Karenina a partir del 26.6, en una nueva creación del coreógrafo Christian Spuck para el Ballet de Zurich que también dirige. Es una nueva visita de la Compañia de Ballet de Zurich, que ya nos había visitado hace tres años trayendo Romeo y Julieta creado también por Spuck. “Anna Karenina” es un ballet espectacular según la historia de Tolstoi, con cientos de disfraces, una gran iluminación y una pantalla de video, la música de Rachmaninoff, Lotoslavsky, Zintzade y Bardanashvili. Interpretada por la joven compañía de ballet con 50 bailarines. Se presentará en solo 5 actuaciones como parte de la danza en el Centro de las Artes y Hogar de la Opera.
El Ballet de Zurich es la mayor compañía de ballet profesional de Suiza y esta actualmente dirigida por Christian Spuck desde la temporada 2012/13. Tiene su sede en la prestigiosa Ópera de Zúrich, y no sólo ocupa un lugar destacado en el programa del teatro de la ópera sino que además sus actuaciones son invitadas a nivel internacional siendo muy aclamadas por la crítica y el público. La compañía fue fundada en esa ciudad y dirigida en el pasado por varios coreógrafos. Fue Heinz Spoerli, quien la dirigió entre 1996 y 2012, y la convirtió en uno de los conjuntos de ballet más importantes de Europa.
Bajo la dirección del coreógrafo alemán Christian Spuck, la compañía sigue cultivando sus tradiciones establecidas pero también busca nuevos caminos artísticos, desarrollando continuamente el género del ballet narrativo tradicional utilizando técnicas coreográficas innovadoras. Spuck nació en Alemania, después de graduarse de la Escuela de Ballet se incorporó al Ballet de Stuttgart en 1995 y creó su primer trabajo de esa compañía en 1998. En 2001 fue nombrado coreógrafo interino y creó 15 obras, incluyendo tres obras de larga duración basadas en obras literarias y de teatro.

Christian Spuck

El libro de León Tolstoy llega al escenario como una historia de amor llena de belleza y poder, la pasión prohibida que choca con los valores sociales del siglo XIX y termina con un final trágico. El libro que fue publicado en 1887 y es considerado una de las mejores novelas de la literatura, comienza con una oración que ha sido durante mucho tiempo una clave muy famosa en la literatura mundial: “Todas las familias felices son iguales, pero las familias miserables son miserables a su manera”.
Atrapada en un matrimonio sin amor, Anna se enamora de un alegre oficial de caballería y consciente de la importancia de la problemática de una posible relación ilícita con él, finalmente cae en su red. Hay aquí amor prohibido, éxtasis, una muestra de desesperación y se expresa en la danza una amplia gama de sentimientos y la comprensión de la psique humana. La música tiene un rol importante en la creación de este ballet. La música de Rachmaninoff acompañada por el amor y la pasión, mientras que otros compositores expresan su amargura y el rechazo con un estilo musical completamente diferente.■

Dejar respuesta