9 enero, 2022

Un Año Nuevo del viejo conflicto con Hamás

Los cálculos que podamos hacer en relación con lo que pretenden los grupos islamistas como Hamás siempre serán inexactos.

Foto: Ahmed Zakot / SOPA Images/Sipa U vía Reuters

José I. Rodríguez 

Toda estrategia que no sea la total disolución sea en la forma que sea de Hamás y el resto de los grupos islamistas estará condenada al fracaso como así lo estamos viendo con el paso de los años. Cada atentado de Hamás esta minuciosamente preparado para causar víctimas en la población civil israelí, en sus fuerzas armadas y en el conjunto del Estado de Israel. Todos los días Hamás y sus grupos terroristas afines trabajan para destruir una parte, por muy pequeña que sea, de la integridad territorial y emocional de cuantos componen Israel.  

El enfrentamiento de Hamás contra Israel no es una lucha por la liberación sino un intento de aniquilación del pueblo judío en su totalidad. Cada vez que Israel cede a las pretensiones de Hamás la integridad territorial, el sentimiento de unidad y los objetivos comunitarios se resquebrajan y se le añaden profundas fisuras de decepción y humillación. 

El grupo terrorista Hamás no es un gigante sino un enano malicioso que no tiene tratamiento posible. La eliminación de Hamás en Gaza es de urgente necesidad por el bien de la población gazatí y la seguridad de Israel. Sin una victoria contundente sobre Hamás en Gaza la integridad de Israel estará seriamente comprometida y la paz será una quimera. Sin la victoria de Israel sobre sus enemigos no habrá paz. 

El Estado de Israel no debe ni un día más soportar la humillación de tratar de convencer a los terroristas de que dejen de asesinar ¿Alguna vez en la historia de la humanidad se ha logrado que los grupos terroristas o los gobiernos que los sustentan hayan dejado de asesinar y renunciar a la violencia? Solo la fuerza de la razón y la razón de la fuerza armada ha logrado detener a los violentos asesinos a lo largo de toda la historia. La ingenuidad es la ceguera que no permite ver la única estrategia efectiva y válida para la eliminación del terrorismo.  

Los biempensantes aparentemente dicen estar de acuerdo con las ideas de signo conservador, pero actúan con las consignas de la ingenuidad más absurda y perversa. Una ingenuidad referente al terrorismo yihadista que está llevando a muchos países a ser una especie de mundo al revés dónde a lo bueno llaman malo y a lo malo bueno ¿Hasta cuándo seguiremos creyendo en la falacia de que Hamás solo quiere liberar a su pueblo? Lo hemos dicho anteriormente y es preciso repetir que Hamás solo quiere aniquilar al pueblo judío en su totalidad al igual que sus primos ideológicos de los ayatolás iraníes. 

La población de Gaza o de Irán no se merecen tener unos dirigentes que solo piensan en destruir y aniquilar por todos los medios a Israel. La liberación que precisa la población de Gaza e Irán es la liberación de sus propios e ilegítimos gobiernos que les siguen llevando a la ruina, la destrucción y la muerte. El tiempo que llevamos de conflicto, entiéndase guerra de desgaste, ya no es un factor determinante. Lo verdaderamente determinante es saber el tiempo que Israel seguirá soportando los continuos ataques terroristas por parte de Hamás. Todo tiempo pasado sería mejor que el tiempo que nos vendrá si no actuamos aquí y ahora para erradicar definitivamente a Hamás. No hay otra opción. Hazlo saber.  

Compartir

#, #

Más sobre Opinión

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios