Netanyahu “considera seriamente” la propuesta de cancelar las elecciones en Israel

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, está “considerando seriamente” una oferta del presidente del Parlamento (Knéset) de cancelar las elecciones previstas para el 17 de septiembre. La idea es cancelar la ley (promovida por Netanyahu) que decretó la disolución de la última Knéset y, que condujo a la convocatoria a nuevas elecciones. «Encontré un marco parlamentario […]

Benjamín Netanyahu y Yuli Edelstein Foto: Knéset

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, está “considerando seriamente” una oferta del presidente del Parlamento (Knéset) de cancelar las elecciones previstas para el 17 de septiembre.

La idea es cancelar la ley (promovida por Netanyahu) que decretó la disolución de la última Knéset y, que condujo a la convocatoria a nuevas elecciones.

«Encontré un marco parlamentario y hay una opción para cancelar las elecciones más innecesarias de la historia de Israel. Es nuestra obligación permitir que la Vigesimoprimera Knéset siga trabajando», expresó Edelstein, confirmando el informe.

«El primer ministro Netanyahu está considerando seriamente la oferta del presidente del Parlamento Edelstein y la examinará en los próximos días», anunció el partido gobernante Likud, en un comunicado.

Aunque en un primer momento el asesor legal del Gobierno (y fiscal general), Avichai Mandelblit, aseveró que la cancelación de la convocatoria a elecciones no es legal, el informe sugiere que podría implementarse si al menos 80 diputados apoyan esa legislación.

El principal partido opositor Azul y Blanco (Kajol Labán) calificó la movida aparentemente impulsada por el primer ministro y por Edelstein como “otra maniobra mediática diseñada para que el público se olvide que Netanyahu fracaso en su intento de formar el gobierno, actuó en su interés personal, y él solito arrastró a todo el país a elecciones innecesarias”

El líder del partido Azul y Blanco, Benny Gantz se negó a confirmar los reportes de que Netanyahu le habría ofrecido un acuerdo de rotación. Es decir, los dos primeros años gobernaría Netanyahu y los otros dos Gantz.

Algunas fuentes sugieren que existe una gran desconfianza en el entorno de Gantz con respecto a Netanyahu, y no hay garantías de que al cabo de los dos primeros años, el primer ministro disuelva el Gobierno, violando el acuerdo.

“Las noticias difundidas dejan en claro que Netanyahu tiene miedo a la opinión del público… No hay negociaciones con Azul y Blanco” expresó Gantz, al declarar confiado que será el nuevo mandatario del país.

Avigdor Liberman, líder del partido nacionalista secular Israel Beitenu, también condenó la propuesta de cancelar las elecciones como una maniobra egoísta para asirse al poder e instó en cambio a “un gobierno amplio formado por los tres partidos: Israel Beitenu, Likud y Azul y Blanco”.

Los partidos del bloque de derecha: Kulanu, que se ha fusionado con el Likud, Unión de Partidos de Derecha y las agrupaciones ultraortodaxos (sefaradíes) Shas y (askenazis) Judaísmo Unido de la Torá (Iahadut Hatorá) apoyan la cancelación de las elecciones.

Compartir

#, #, #, #, #, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Nacional