Francia restituirá por ley catorce obras de arte vendidas a la fuerza por judíos

Los diputados de la Asamblea Nacional apoyaron un proyecto de ley presentado por el Gobierno de Emmanuel Macron para la devolución de las obras expoliadas durante la persecución nazi.

«Rosales bajo los árboles» Gustav Klimt Wikimedia Commons Dominio Público

Los diputados franceses aprobaron por unanimidad un proyecto de ley para restituir catorce obras de arte de los fondos de museos públicos que tuvieron que ser vendidas a la fuerza por sus propietarios judíos a causa de la persecución de la que eran objeto por los nazis.

Los 97 diputados presentes en la sesión de la Asamblea Nacional dieron su apoyo a un texto presentado por el Gobierno de Emmanuel Macron, que ahora continuará su tramitación en el Senado, donde no se espera que se enfrente a ningún obstáculo para ser adoptado sin cambios, lo que permitiría su entrada en vigor rápidamente.

Entre las 14 obras para las que se prevé la restitución, hay dos que fueron objeto claramente de una expoliación por los nazis, entre ellas la más conocida de todas, el cuadro de Gustav Klimt «Rosiers sous les arbres» (Rosales bajo los árboles), que está conservado por el Museo de Orsay.

Su propietaria, Eleonore (Nora) Stiasny, fue obligada a venderlo en agosto de 1938 en Viena «por un precio ridículo», de acuerdo con el redactado del proyecto de ley, para pagar los impuestos que los nazis habían impuesto a la población judía.

Las autoridades austríacas reconocieron en 2001 y en 2017 que se cometió un expolio con Nora Stiasny pero durante mucho tiempo hubo dudas sobre cuál era el cuadro del que tuvo que desprenderse a la fuerza, ya que el título que aparecía era «Pommier» (manzano) y había varios susceptibles de corresponder a esa designación.

Especialistas franceses y austríacos han llegado finalmente a la conclusión de que fue el lienzo del Museo de Orsay.

Francia también devolverá a los herederos del coleccionista y marchante de arte Georges Bernheim «Carrefour à Sannois», de Maurice Utrillo, que es propiedad del Ayuntamiento de la ciudad de Sannois desde que lo compró en 2004.

Las investigaciones han puesto en evidencia que el servicio alemán que se dedicaba al pillaje de obras artísticas propiedad de judíos se lo robó en París en 1940.

Las otras doce piezas de las que se ocupa el proyecto de ley son once dibujos de Jean-Louis Forain, Constatin Guys, Henry Monnier y Camille Roqueplan, así como una cera de Pierre-Jules Mène procedentes de la colección de Armand Dorville, que fueron adjudicadas en una venta pública en junio de 1942 en la que había intervenido el Comisariado de las Cuestiones Judías.

Es decir, el organismo encargado de aplicar la política antisemita nazi por el régimen colaboracionista francés de Vichy durante la Segunda Guerra Mundial.

El Estado francés se hizo en la subasta de 1942 con estas doce obras de arte, a través del jefe del departamento de pintura del Louvre a sabiendas del «carácter particular» de las circunstancias en que se había producido. Eso explica que ahora vaya a devolverlas. Para hacerlo, había que pasar por una ley dado el carácter público de su propiedad.

El Ministerio de Cultura y diversos museos públicos franceses empezaron hace más de una veintena de años a responder a las demandas de herederos de judíos expoliados. Los exámenes de diferentes casos ya han dado lugar a la restitución de 125 obras. EFE

Compartir

#, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Mundo Judío