“El plan de paz de Trump será muy parecido a lo que los israelíes quieren”

Donald Trump Jared Kushner y Benjamín Netanyahu Foto: GPO Kobi Gideon

El embajador saliente de Francia en Estados Unidos, Gérard Araud, manifestó que el presidente norteamericano, Donald Trump, es el único capaz de “presionar” a Israel para imponer su plan de paz porque es extremadamente popular entre los israelíes y ellos confían en él.

Durante una entrevista ofrecida a la revista The Atlantic, Araud aseveró que el plan de paz diseñado por Jared Kushner, el yerno y asesor especial de Trump, está “muy cerca de los que los israelíes quieren”, y está en un 99 por ciento “condenado al fracaso”. “pero el 1 por ciento, nunca se olvide del 1 por ciento. Trump es el único capaz de presionar a los israelíes; porque es muy popular en Israel”.

Aradu se desempeñó como embajador de Francia en Israel desde 2003 al 2006. Se describió a sí mismo como “muy cercano” a Kushner, y al yerno de Trump como “extremadamente inteligente pero sin agallas”. Araud sirvió como embajador francés en Washington desde 2014 y se retira ahora.

Araud sostiene que Kushner “está en el modo de bienes raíces. Él es totalmente seco”, y añade que “no conoce la historia” del conflicto entre Israel y los palestinos, “Y en cierto sentido, es bueno, no estamos aquí para decir quién tiene razón, quién está equivocado; estamos tratando de encontrar un camino”.

“Así que, en cierto sentido, me gusta, pero al mismo tiempo es tan racional, y también es tan pro israelí, que puede ignorar el punto de que si ofrece a los palestinos la opción de rendirse o suicidarse, pueden decidir lo último. Alguien como Kushner no entiende eso”.

Araud aseveró que la Casa Blanca cuenta con tres factores para el plan de paz. El primero es la popularidad de Trump entre los israelíes.

Trump “es más popular que [Benjamín] Netanyahu en Israel, por lo que los israelíes confían en él. Esa es la primera apuesta, me dijo Kushner. La segunda es que los palestinos pueden considerar, que es su última oportunidad de obtener una soberanía limitada. Y el tercer elemento es que Kushner va a derramar dinero a los palestinos. No lo olvide, los árabes están detrás de los norteamericanos. El plan es de 50 páginas, nos dijeron, muy preciso; no sabemos lo que está en el plan. Pero ya veremos”, apuntó.

“El problema es que la desproporción del poder es tal entre las dos partes que los más fuertes [Israel] pueden llegar a la conclusión de que no tienen interés en hacer concesiones”, argumentó Araud.

“Y también el hecho de que el status quo es extremadamente cómodo para Israel. Porque [pueden] tener el pastel y comérselo al mismo tiempo. Tienen Cisjordania, pero al mismo tiempo no tienen que tomar la dolorosa decisión sobre los palestinos, haciéndolos realmente totalmente apátridas o ciudadanos de Israel”.

“No los harán ciudadanos de Israel. Así que tendrán que hacerlo oficial, que es la situación que conocemos, que es un apartheid. Habrá oficialmente un estado de apartheid”, arguyó.

Los detalles del plan Trump se han mantenido en secreto, pero abundan los rumores sobre su contenido, especialmente en las redes sociales.

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios