El asesino del soldado en Arad planeaba un secuestro usando anestesia

Un beduino del Negev, que confesó haber asesinado al sargento Ron Itzhak Kokia, en un ataque terrorista en Arad, el 30 de noviembre pasado, reveló que sus intenciones originales eran secuestrarlo, según los detalles de la investigación cuya publicación fue autorizada tras levantarse el secreto de sumario. Khaled Abu Judeh, asesinó a puñaladas a Kokia, […]

Sargento Ron Itzhak Kokia z»l Foto: Portavoz del Ejército de Defensa de Israel vía Twitter

Un beduino del Negev, que confesó haber asesinado al sargento Ron Itzhak Kokia, en un ataque terrorista en Arad, el 30 de noviembre pasado, reveló que sus intenciones originales eran secuestrarlo, según los detalles de la investigación cuya publicación fue autorizada tras levantarse el secreto de sumario.

Khaled Abu Judeh, asesinó a puñaladas a Kokia, de 19 años, en las cercanías del centro comercial (shopping) de Arad, cuando esperaba el autobús.

Una acusación será presentada próximamente en los tribunales contra Khaled Abu Judeh y su medio hermano Zahi, cómplice del ataque.

Durante el ataque, los dos terroristas sustrajeron el arma a Kokia. Sin embargo, en menos de veinticuatro horas, las fuerzas de seguridad detuvieron a los dos sospechosos, ambos ciudadanos israelíes, domiciliados en la localidad de Kseifa, en el Negev, y sin antecedentes relacionados con actividades terroristas.

Escena del atentado en Arad Foto: Policía de Israel vía Facebook

La investigación reveló que Khaled está identificado con organizaciones terroristas y consustanciado con la ideología islámica extremista. Zahi Abu Jodah será imputado por asistir a su medio hermano en el ataque.

En un principio, Abu Judeh planeó secuestrar a un soldado usando anestesia a la que tenía acceso en el Hospital Universitario Soroka de Beer Sheva, donde estaba adquiriendo experiencia laboral para sus estudios.

Abu Judeh planeaba usar a su víctima como pieza de cambio para canjearlo por terroristas palestinos presos en Israel.

«Era un estudiante de un Colegio Universitario en Ashkelon, que no trabaja en el hospital. Vino a adquirir experiencia laboral para sus estudios y estuvo dos semanas en el centro médico», precisó un portavoz del Hospital Soroka.

Al ajustar su plan, Khaled buscaría asesinar al soldado secuestrado y usar su fusil para perpetrar más ataques.

Compró un vehículo en el que intentaría escapar tras el ataque y se organizó un escondite para ocultar el dinero que pensaba usar para vivir mientras estuviese prófugo.

Compartir

#, #, #, #, #, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Diplomacia y Defensa