EEUU dice que el buque hundido tras el ataque de los hutíes, patrocinados por Irán, tenía 21.000 toneladas de fosfato de amonio

Derrame de petróleo en el Mar Rojo provocado por el ataque al buque Rubymar Foto: CENTCOM

Estados Unidos aseguró este domingo que el buque británico y de bandera de Belice «Rubymar», que acabó hundiéndose ayer en el mar Rojo tras ser atacado por los rebeldes chiíes hutíes hace dos semanas, transportaba 21.000 toneladas métricas del fertilizante químico sulfato de amonio.

El Comando Central de Estados Unidos (CENTCOM) dijo en un comunicado que el fertilizante hundido, altamente tóxico, suponen «un riesgo medioambiental en el mar Rojo. Al hundirse, el buque también supone un riesgo de impacto para otros buques que transiten por las concurridas rutas marítimas de la vía navegable».

Estados Unidos, que capitanea la coalición naval en el mar Rojo para salvaguardar el comercio internacional en esta vía marítima, acusó a los hutíes respaldados por Irán de ser una amenaza «cada vez mayor para las actividades marítimas mundiales».

Ayer, el Gobierno internacionalmente reconocido del Yemen, que se enfrenta a los hutíes, indicó que este hundimiento representa «una catástrofe medioambiental sin precedentes».

El navío se hundió por completo debido a las condiciones meteorológicas en el mar y los fuertes vientos, según el Gobierno yemení, que achacó el desastre a la falta de respuesta de la comunidad internacional para ayudar al Ejecutivo a reflotar el barco y vaciar su carga.

Los rebeldes hutíes han atacado una cincuentena de buques desde el pasado noviembre, causando daños de distinta gravedad, pero el «Rubymar» es la primera embarcación en hundirse como consecuencia de una operación de los insurgentes.

Según las autoridades yemeníes, la dirección del barco era de nacionalidad siria y su tripulación estaba formada por 24 personas, once sirios, seis egipcios, tres indios y cuatro filipinos, que fueron evacuados a Yibuti.

Las aguas yemeníes del mar Rojo estuvieron a punto de sufrir otra catástrofe medioambiental a raíz de la descomposición del buque FSO Safer, varado frente a la costa del Yemen desde 1988 y cuyas operaciones de transferencia de los más de 1,14 millones de barriles de petróleo que contenía finalizaron con éxito a mediados de agosto de 2023. EFE

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios