Agentes israelíes eliminaron al N° 2 de Al Qaeda en Irán, a pedido de EEUU – según The New York Times

Un marine norteamericano monta guardia tras la explosión en la Embajada de EE.UU. en Nairobi Foto archivo: REUTERS

Agentes israelíes eliminaron a balazos al número 2 de Al Qaeda, hace tres meses, en las calles de Teherán, por encargo de Washington, pero nadie –ni la red terrorista islámica, ni Irán, ni Estados Unidos, ni Israel- quiere reconocerlo públicamente, señala un reporte exclusivo del diario The New York Times.

Abdullah Ahmed Abdullah, alias Abu Muhammad al Masri, era considerado uno de los cerebros del atentado simultáneo con camiones bomba contra las embajadas de Estados Unidos en Nairobi (Kenia) y Dar es Salam (Tanzania), el 7 de agosto de 1998, que dejó un saldo de 224 muertos y más de cuatro mil heridos.

Cuatro oficiales de inteligencia estadounidenses confirmaron al diario que dos agentes israelíes que se desplazaban en una motoneta por la capital iraní se acercaron al vehículo en el que se desplazaba el terrorista y le efectuaron cuatro o cinco disparos de pistola con silenciador, cerca de su vivenda, precisamente en el aniversario del ataque a las embajadas. El reporte añade que en el incidente también falleció su hija Miriam, viuda de Hamza bin Laden, el hijo de Osama bin Laden, que también se encontraba en el rodado.

El FBI había ofrecido 10 millones de dólares por información que condujera a la captura del terrorista.

Abullah, de alrededor de 58 años, nacido en Egipto, era uno de los padres fundadores de Al Qaeda y se consideraba como el primero en la línea de sucesión del actual líder Ayman al Zawahri.

También estuvo involucrado en el atentado en Mobassa, Kenia, en 2002, en el que fueron asesinadas trece personas, entre ellas tres turistas israelíes.

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios