Universidad Ben Gurión: Investigan la episiotomía durante el parto

1
900

Las madres que tienen una episiotomía durante su primer parto tienen más probabilidades de requerir el procedimiento en partos posteriores, de acuerdo con investigadores de la Universidad Ben-Gurión del Néguev y el Centro Médico de la Universidad Soroka en Beer Sheva.
Una episiotomía es un corte quirúrgico realizado en la abertura de la vagina durante el parto para ayudar a un parto difícil y evitar la rotura de los tejidos. Si bien las episiotomías pueden ayudar a acelerar los partos de riesgo y prevenir laceraciones importantes, los posibles efectos secundarios incluyen aumento de la pérdida de sangre, inflamación, dolor, infección, anatomía deforme y disfunción sexual.
Los investigadores de la Universidad dijeron que las mujeres que tenían una episiotomía durante su primer parto tenían una mayor probabilidad de futuros desgarros de tejido perineal que requieren incisiones quirúrgicas durante el parto.
Después de que estudiaron más de 43,000 partos en el hospital Soroka durante 24 años, de 1991 a 2015, los investigadores encontraron que el 17,5 por ciento de las madres que tuvieron una episiotomía durante su primer parto requirieron procedimientos repetidos, mientras que sólo el 3.1% de las que no tuvieron una episiotomía la primera vez requirió uno.
En 2006, el Congreso Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos recomendó no realizar una episiotomía de rutina y en 2008, el National Quality Forum dijo que limitar la episiotomía de rutina es una medida importante de la calidad y la seguridad del paciente. Posteriormente, la tasa de episiotomía en los Estados Unidos disminuyó del 17,3% en 2006 al 11,6% en 2012. La Organización Mundial de la Salud recomienda que las tasas de epistomía sean del 10%.
“El principal hallazgo de este estudio es que existe una asociación entre la episiotomía en el primer parto y la episiotomía repetida y el daño perineal”, dijo la Dra. Ayalá Zilberman, del hospital Soroka. “Ahora debemos enfocarnos en usar métodos alternativos para proteger a este grupo de alto riesgo” de mujeres que necesitan tales procedimientos.
Además de Zilberman, el equipo de investigación de BGU estaba formado por el Dr. Eyal Sheiner, vicedecano de Asuntos Estudiantiles en la Facultad de Ciencias de la Salud de BGU y presidente del Departamento de Obstetricia y Ginecología en Soroka; La Dra.. Orit Barrett, candidata a doctorado en la Facultad de Ciencias de la Salud de BGU; y la Dra. Tali Silberstein y la Dra. Batel Hamou, también del Departamento de Obstetricia y Ginecología, Soroka.■

1 Comentario

  1. Muy interesante el trabajo de investigacion que es coincidente (de acuerdo al articulo) con otros , que se hicieron en otras partes de mundo hace ya algunos años

Dejar respuesta