Informe: “Rusia amplió su red de defensa antiaérea en Siria”

0
335
Misiles S-300 rusos Foto: Mil.ru Wikimedia CC BY 4.0

Un informe del Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW), un “think tank” con sede en Washington, destaca que Rusia ha extendido su red de defensa antiaérea en Siria, lo que implica una amenaza estratégica a largo plazo para la coalición norteamericana y la OTAN. Según el reporte, Moscú ha integrado bajo su control los sistemas de defensa antiaérea y de guerra electrónica con equipos modernizados que antes eran operados por Siria. El nuevo sistema de defensa antiaéreo dificultará la actividad futura de Israel y Estados Unidos sobre los cielos sirios.

Entre tanto, el Ministerio de Exteriores de Siria confirmó que el 29 de noviembre pasado Israel llevó a cabo un ataque aéreo sobre su territorio, al sur de Damasco. Esto se desprende de la carta que envió Damasco al secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, y al presidente del Consejo de Seguridad. La carta, que trata de la “agresión israelí y estadounidense contra la soberanía de Siria”, afirma entre otras cosas que: “Estos repetidos ataques continúan la agresión episódica contra la soberanía, la unidad y la seguridad del territorio sirio, y sus objetivos son similares a los ataques regulares israelíes, el último de los cuales fue llevado a cabo en el área de al-Kiswah, al sur de Damasco”. De esta manera, el régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, admite que fue Israel quien atacó blancos al sur de Damasco.

Por otra parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una ONG con sede en Londres pero con una amplia red de activistas en el terreno, reportó que el presunto ataque israelí con misiles fue dirigido contra depósitos de armas en la zona de Jabel al Manaa, en la campiña al sur de Damasco, y pertenecían al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní y a su aliado el grupo terrorista libanés chií Hezbollah. El reporte añade que dos misiles fueron lanzados contra el área y no hubo informes de heridos. El Observatorio agrega que los depósitos atacados eran arsenales en los que se almacenaban temporalmente misiles antes de ser transportados a su destino. También se indica que un misil israelí cayó en el área de Harfa en la frontera administrativa entre las provincias de Damasco y Quneitra, en el extremo sur de Siria.

En 14 de abril  pasado, Estados Unidos atacó, junto a la coalición de países occidentales,  Siria en respuesta a un ataque químico perpetrado por el régimen de Assad contra sus propios ciudadanos. En el mes de abril, un avión de inteligencia ruso fue derribado por error por la defensa antiaérea siria cuando intentaba repeler un ataque aéreo israelí sobre blancos iraníes en la provincia siria de Latakia. Tras el  derribo de la aeronave, Moscú envió a Siria baterías antiaéreas avanzadas de misiles S-300; a pesar de la protesta de Israel.

Dejar respuesta