Después de la masacre de la sinagoga de Pittsburgh, es hora de adoptar una convención internacional sobre el crimen del antisemitismo

0
303
Sinagoga de Pittsburgh Foto: CTO HENRY Wikimedia CC BY-SA 4.0

La reciente ola de violentos actos de antisemitismo en los Estados Unidos, junto con el alarmante renacimiento del antisemitismo en Europa y en otros países, debe considerarse como una alarmante llamada de atención acerca del curioso y apático estado de hibernación en el que el mundo judío parece haberse sumido ingenuamente.

¿Quién puede culpar a la comunidad internacional en general por eludir el fenómeno del antisemitismo, cuando el mundo judío, ya sea por un sentido ingenuo de corrección política o simplemente por resignación, parece haberlo aceptado como un fenómeno permanente e indeleble, para ser tolerado y sufrido en vez de ser tratado y combatido?

Los recientes y despreciables eventos que ocurrieron a fines de octubre de 2018 no son nada nuevo. El antisemitismo ha existido durante miles de años, reapareciendo en muchas y variadas formas, adaptándose a cualquier circunstancia que exista en un momento dado y utilizando los medios culturales, sociales y tecnológicos disponibles para propagarse entre el público.

El 27 de octubre de 2018, el asesino de Pittsburgh gritó: “¡Todos los judíos deben morir!” mientras asesinaba 11 fieles. En agosto de 2017, durante su mitin “Unite the Right”, los nazis estadounidenses de Charlottesville gritaron “los judíos no nos reemplazarán” y “esta ciudad está dirigida por comunistas, judíos y criminales niggers“, mientras mostraban esvásticas en pancartas y publicaban en sus sitios web nazis llamadas para quemar sinagogas.

Algunos ejemplos recientes de actos antisemitas incluyen1:

  • En el Reino Unido ocurrieron 727 incidentes antisemitas durante los primeros seis meses de 2018, un promedio de más de 100 por mes, alimentados, entre otras cosas, por el fenómeno ampliamente difundido de antisemitismo en el Partido Laborista. De hecho, 34 incidentes antisemitas durante los primeros seis meses de 2018 pueden ser referidos explícitamente al Partido Laborista del Reino Unido2.
  • En los Países Bajos, en 2016 y 2017, fueron rotas las ventanas de dos restaurantes kosher de Ámsterdam.
  • En Francia, el undécimo asesinato antisemita en los últimos 12 años ocurrió en marzo de 2018 en París, cuando una sobreviviente del Holocausto, de 85 años, fue apuñalada 11 veces por su vecino musulmán, quien también le prendió fuego a la mujer dentro de su mismo apartamento.
  • En Berlín, Alemania, en abril de 2018, dos musulmanes atacaron a un par de hombres y los azotaron con un cinturón, porque los creyeron judíos. Incidentes similares incluyeron el acoso antisemita a una alumna judía en Berlín por parte de sus compañeros musulmanes.
  • En Polonia, tras la adopción de una ley de difamación que penaliza a los que alegan la participación de Polonia en el Holocausto, el país fue testigo de un estallido de retórica antisemita. La comunidad judía polaca dio un extraordinario paso en febrero de 2018 al emitir una carta abierta, diciendo que “los judíos polacos no se sienten seguros en Polonia” debido a “la actual ola de antisemitismo [que] surgió en respuesta a la Ley sobre difamación”.
  • En Suecia se lanzaron bombas incendiarias contra la sinagoga de Gotemburgo y se realizó una manifestación antisemita frente a la sinagoga de Malmö.
  • En Rusia, las publicaciones antisemitas aparecen regularmente en las redes sociales rusas, utilizando el clásico libelo que acusa a los judíos de ser responsables de asesinatos como medios para obtener sangre para el matzá de Pascua. Incluso el presidente Vladimir Putin sugirió que los judíos y otras minorías pueden haber estado detrás de la intromisión en las elecciones de 2016 en EE. UU.
  • En Canadá, los incidentes de antisemitismo han aumentado por quinto año consecutivo, incluidos 1.752 incidentes de hostigamiento, vandalismo y violencia en el último año. Un grafiti antisemita fue pintado en las paredes de escuelas al norte de Toronto, varios mensajes de “Hitler tenía razón” fueron garabateados en las autopistas del área de Toronto y se dejó un amenazador mensaje antisemita a una familia judía en Winnipeg, en la víspera de Año Nuevo en 2018. También se envió una foto amenazadora a 13 sinagogas durante Janucá en 2017, que llevaba el mensaje “¡Los judíos deben perecer [violentamente]!”3.
  • En los Estados Unidos, la masacre de Pittsburgh fue seguida por actos de violencia y vandalismo en Brooklyn y California.

Si bien la situación actual del antisemitismo nos preocupa enormemente, nada ha cambiado realmente desde los mismos actos de violencia antisemita que desencadenaron la Inquisición española, los pogromos de Europa del Este, el Holocausto y otros paroxismos trágicos de antisemitismo.

Se pueden tomar medidas para contrarrestar el antisemitismo

Entonces, aparte de las declaraciones políticas de simpatía, conmoción y disgusto de los líderes internacionales, la pregunta sigue siendo ¿Qué se debería y podría hacer en la práctica para enfrentar el antisemitismo en todo el mundo?

Poco después de la masacre de Pittsburgh, el 31 de octubre de 2018, el Secretario General de la ONU, António Guterres, declaró durante una reunión interreligiosa e insinuó la necesidad de algún tipo de acción concertada y seria:

“Los judíos están siendo nuevamente perseguidos, discriminados o atacados por la sencilla razón de que son quienes son. Lo vemos en internet, en discursos de odio. Lo vemos en la forma en que son profanados los cementerios. Ahora lo vemos en este horrendo ataque a una sinagoga. Creo que es importante no solo denunciar, no solo condenar estos actos como cualquier otro acto de xenofobia o racismo, sino que es necesario tratar de entender por qué sucede esto”4.

Esta declaración se complementó con una declaración similar emitida por su oficina el día de la masacre:

“El tiroteo en Pittsburgh es un doloroso recordatorio de que el antisemitismo continúa. Los judíos de todo el mundo siguen siendo atacados por la única razón de su identidad. El antisemitismo es una amenaza para los valores democráticos y la paz, y no debería tener lugar en el siglo XXI.

El Secretario General llama a un frente unido, que reúna a las autoridades de todos los niveles, la sociedad civil, los líderes religiosos y comunitarios y el público en general. Para hacer retroceder las fuerzas del racismo, el antisemitismo, la islamofobia y otras formas de odio, intolerancia, discriminación y xenofobia que cobran fuerza en muchas partes del mundo”5.

Este llamado de Guterres es ilustrativo porque va más allá de los supuestos aceptados por la comunidad internacional y, en gran medida, entre el liderazgo judío mundial, que ve el antisemitismo como una forma más de “odio, intolerancia, discriminación y xenofobia”, que equiparan el antisemitismo con los males de diferentes tipos —racismo e islamofobia— mientras ignoran sus propias características distintivas y su historia, las cuales merecen un tratamiento por separado.

El llamado del Secretario General a tratar de entender por qué tales actos de antisemitismo suceden indica un reconocimiento de la singularidad del antisemitismo como un fenómeno antiguo, con raíces distintivas, causas y resultados que no merecen necesariamente su empaquetamiento como otra forma de racismo o xenofobia.

Además de la larga y amarga historia del antisemitismo y la profundidad del mal que ha generado, su singularidad se debe al hecho de que es común y está proliferando en todos los sectores de la sociedad, entre los elementos de extrema izquierda y derecha, y también es transversal en todos los estratos sociales e ideológicos.

La lucha contra el antisemitismo requiere un frente internacional unido

De hecho, tal vez una de las principales lecciones que se pueden aprender de este reciente brote de violento antisemitismo, como lo reconoce el Secretario General Guterres, es la necesidad de una acción consolidada: un “frente unido” contra el antisemitismo, como sugirió, para ser considerado por la comunidad internacional. En el mundo de hoy, al igual que con cualquier ley internacional consolidada para combatir la violencia y el terror, la lucha contra el antisemitismo requiere una base legal sólida y una sanción para la acción.

Sin embargo, extrañamente, y a pesar de la larga y triste historia del antisemitismo, la comunidad internacional nunca ha considerado seriamente tipificarla como delito, como un crimen internacional, por su propio y lamentable mérito, por el cual sus perpetradores, incitadores y propagandistas, y todos aquellos involucrados en difundirlo y defenderlo, serán tratados como delincuentes internacionales y no gozarán de impunidad.

En 2015, el Jerusalem Center for Public Affairs intentó corregir lo que claramente es una vasta injusticia internacional mediante la publicación de una “Convención internacional para prevenir y sancionar el crimen de antisemitismo”, un documento destinado a criminalizar universalmente el antisemitismo en la comunidad mundial6.

A continuación se presenta un extracto de este proyecto de convención, desarrollado en el formato convencional de otras convenciones internacionales aceptadas por la ONU que condenaron y criminalizaron el genocidio, la discriminación racial, toma de rehenes, secuestro de aeronaves, terrorismo y otros graves fenómenos criminales internacionales.

Esta propuesta comprende los siguientes elementos únicos, diseñados para enfrentar el antisemitismo:

  • Detallado preámbulo que documenta la historia del antisemitismo y recuerda referencias de esta en los instrumentos internacionales, en las declaraciones de personalidades de alto nivel internacional y en las resoluciones pertinentes de los organismos internacionales.
  • Una definición integral del delito de antisemitismo y sus elementos componentes, basada en las diversas definiciones adoptadas en los últimos años por diversos grupos e instituciones.
  • Criminalización de las manifestaciones de antisemitismo que resulten o estén destinadas a dar lugar a actos de violencia.
  • Acciones de los países para criminalizar el antisemitismo en su propio derecho interno y enjuiciar o extraditar a los perpetradores.
  • Cooperación internacional e intercambio de información sobre los perpetradores y medidas adoptadas.
  • Establecimiento por los Estados de programas educativos nacionales apropiados para combatir el antisemitismo.
  • Establecimiento de un Foro Internacional de Monitoreo del Antisemitismo para acciones de monitoreo y coordinación por parte de los Estados y organizaciones internacionales.

Con el evidente apoyo del Secretario General de la ONU y el desafío que este planteó a la comunidad internacional la propuesta debe presentarse ante los correspondientes cuerpos legales de la ONU para su consideración, con miras a que sea estudiado, enmendado y aceptado como un tratado internacional, criminalizando y castigando el antisemitismo.

Fuente: Jerusalem Center for Public Affairs. Emb. Alan Baker


Notas

1 https://www.washingtonpost.com/world/2018/10/28/how-pittsburgh-shooting-compares-attacks-jews-europe-where-anti-semitism-has-been-growing/?noredirect=on&utm_term=.4f9dda9200f8. See also https://www.adl.org/blog/european-anti-semitism-trends-to-watch-in-9-countries-in-2018

2 https://cst.org.uk/data/file/e/5/Incidents%20Report%20January-June%202018.1532518541.pdf

3 https://www.ctvnews.ca/canada/anti-semitism-becoming-mainstream-in-canada-jewish-advocacy-group-1.3880593. See also https://www.theglobeandmail.com/politics/article-could-anti-semitism-be-on-the-rise-in-canada/and https://www.jta.org/2018/04/25/news-opinion/anti-semitic-incidents-rise-to-record-level-in-canada

4 https://www.un.org/sg/en/content/sg/speeches/2018-10-31/remarks-interfaith-gathering-united-against-hate

5 https://www.un.org/sg/en/content/sg/statement/2018-10-27/statement-attributable-spokesman-secretary-general-shooting

6 http://jcpa.org/article/draft-international-convention-on-the-prevention-and-punishment-of-the-crime-of-anti-semitism/

Dejar respuesta