4 noviembre, 2018

Roger Waters en América Latina – un repertorio de odio y antisemitismo

El reconocido artista británico Roger Waters se encuentra actualmente en una gira musical por América Latina. Como es costumbre en los últimos años, el cantante utiliza el escenario artístico para mostrar su amplio repertorio de mensajes antisemitas, mentiras y teorías conspirativas. Entre el 3 de Noviembre y el 9 de Diciembre el ex líder de […]

Foto: Alterna2 http://www.alterna2.com [CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0)], via Wikimedia Commons

El reconocido artista británico Roger Waters se encuentra actualmente en una gira musical por América Latina. Como es costumbre en los últimos años, el cantante utiliza el escenario artístico para mostrar su amplio repertorio de mensajes antisemitas, mentiras y teorías conspirativas. Entre el 3 de Noviembre y el 9 de Diciembre el ex líder de Pink Floyd hará una gira en la que estará en Uruguay, Argentina, Chile, Perú, Colombia, Costa Rica y México.
Apenas una semana después de la matanza antisemita en Pittsburgh, Waters no reparó en hacer uso de su repertorio de odio. En su primera aparición pública en Montevideo, Waters dijo a un grupo de activistas pro-palestinos que «Israel no parará hasta eliminar al último palestino» y aseguró que el país «nunca tuvo la intención de construir un estado palestino» – a pesar de que Israel fue quien una vez tras otra ofreció la paz a sus vecinos palestinos y una vez tras otra recibió como respuesta atentados y guerras. Esta es una más en una larga lista de declaraciones del ex Pink Floyd que evaden por completo la realidad y utilizan una serie de mentiras para incitar al odio contra el estado judío y el pueblo judío en general.
La Alianza Internacional para la Recordación del Holocausto (IHRA) acordó una definición legal de antisemitismo que fue adoptada tanto por el Departamento de Estado de EEUU como por el Bundestag alemán. Según esta definición existen, entre otras cosas, 4 parámetros para definir el antisemitismo que Roger Waters cae en ellos de forma constante:

  1. «Hacer acusaciones mendaces, deshumanizantes, demonizantes o estereotipadas sobre los judíos como tales o sobre el poder de los judíos como colectivo, como, especialmente, pero no exclusivamente, el mito sobre una conspiración judía mundial o sobre judíos que controlan los medios de comunicación, la economía, el gobierno u otra instituciones sociales»

Roger Waters utiliza a menudo teorías conspirativas tradicionales del antisemitismo para promover sus mensajes de odio contra Israel y el pueblo judío. En la película «The Occupation of the American Mind», que el propio Waters narra, insiste repetidas veces en que el «lobby judío» manipula y domina los medios estadounidenses.
En otra ocasión, en una entrevista en el año 2013 con la revista CounterPunch Waters hizo uso de diferentes frases claramente antisemitas como «el rabinato.. creen que todo el mundo que no es judío está en la tierra para servirlos» y resaltando nuevamente que «el lobby judío es extraordinariamente poderoso».
2. «Usar símbolos e imágenes asociados con el antisemitismo clásico (por ejemplo, las afirmaciones de que judíos mataron a Jesús o libelos de sangre) para caracterizar a Israel o a los israelíes»
Durante sus conciertos Waters suele lanzar al público un cerdo gigante que, entre otras cosas, ha tenido decenas de veces un Maguén David (escudo de David), un tradicional símbolo judío. La representación de los judíos como cerdos a través es típica del antisemitismo clásico e incluso fue utilizada con frecuencia durante la época Nazi. Waters mismo explicó que el cerdo en sus conciertos «representa el mal» y que la gente al final de cada concierto «siempre hacen lo correcto: lo destruyen». En algunas ocasiones lo hizo también mientras estaba vestido con un uniforme nazi.
3. Comparar la política contemporánea de Israel con los nazis
En su entrevista con CounterPunch en 2013, el artista hizo también una clara comparación entre Israel y los nazis: «Los paralelismos con lo que ocurrió en los años 30 en Alemania son impresionantemente obvios.. había mucha gente que pretendía que la opresión de judíos no estaba ocurriendo. Desde 1933 hasta 1946. Por lo que no es un nuevo escenario. Solo que esta vez, es el pueblo palestino el que está siendo asesinado»
4. Negar al pueblo judío su derecho a la autodeterminación, por ejemplo, al afirmar que la existencia de un Estado de Israel es una causa racista
Waters insiste una vez tras otra que Israel, desde su misma fundación, no tiene derecho a existir y repite constantemente que es un estado racista. El cantante británico por ejemplo no hace distinción entre las fronteras de Israel del año 1948 y las del año 1967 en adelante, por lo que para él Israel en general no debería existir.
Por ejemplo, en una entrevista en Diciembre del 2014 en el Huffington Post, Waters se refirió a las tierras palestinas como las que van «desde el Mediterráneo hasta el río Jordán». Esta descripción elimina completamente la posibilidad geográfica de la existencia de Israel en cualquier territorio y se apega a los discursos de los extremistas palestinos que borran a Israel del mapa.
Apoyo al terrorismo
Además de su claro antisemitismo, Waters apoya de forma directa muchas acciones violentas de movimientos terroristas palestinos. Por ejemplo, en Abril de este año, publicó en su Twitter un mensaje en el que decía: «A los valientes palestinos en Gaza que marchan por la libertad, estamos con ustedes».
Sin embargo, Waters obvia el hecho de que estas marchas realizadas semana tras semana son una cortina para realizar constantes ataques violentos contra Israel. Por ejemplo, desde que comenzaron a finales de marzo, han provocado cientos de incendios en Israel por medio de globos y cometas incendiarios, se han lanzado una cantidad considerable de artefactos explosivos y en varias ocasiones, palestinos han intentado infiltrarse en territorio israelí con el propósito explícito de atentar contra civiles israelíes.
Hace algunas semanas también publicó un post en el que hablaba de sus «hermanos y hermanas» de Gaza que fueron «asesinados por francotiradores israelíes». Lo que Waters no mencionó es que estos estaban participando en los violentos disturbios del 28 de Septiembre en la frontera con Israel en la que fueron lanzados más de 100 artefactos explosivos y decenas intentaron infiltrarse en territorio israelí.


Muros y división en vez de puentes
La propuesta de Waters a sus «seguidores» es siempre la misma: boicotear a Israel. Para él, la solución no pasa por abogar por el diálogo, el trabajo conjunto y la coexistencia sino por separar, dividir e incitar al odio.
El método de Waters, si bien no es violento físicamente, tiene la misma raíz ideológica que el del terrorista que hace 4 semanas asesinó a 2 civiles israelíes en la zona industrial Barkan. Esta zona había sido por años un oasis de coexistencia en el que israelíes y palestinos trabajaban codo a codo y construían un mejor futuro para ellos y para sus hijos. Sin embargo, el terrorista Ashraf Naalowa, consideraba esto inaceptable – la coexistencia perjudica las opciones de demonizar al enemigo.
Waters hace lo mismo: su narrativa de buenos y pésimos no deja lugar a promover el diálogo. El boicot nunca busca crear puentes, sino muros; nunca busca generar debate sino silenciar al oponente.
 

Compartir

#, #

Más sobre Diplomacia y Defensa