Naves turcas obligan a buque de investigación israelí a abandonar las aguas chipriotas

Una nave de investigación israelí fue interceptada en aguas chipriotas por buques de la Armada turca y obligada a abandonar la zona, hace dos semanas, contaron altos funcionarios israelíes al Canal 13 de la televisión. Las naves turcas exigieron por radio al barco Bat Galim, del Instituto de Investigación Oceanografía y Limnología, que abandonara la […]

Destructor de la Armada turca Foto: ilustración 495756 Pixabay

Una nave de investigación israelí fue interceptada en aguas chipriotas por buques de la Armada turca y obligada a abandonar la zona, hace dos semanas, contaron altos funcionarios israelíes al Canal 13 de la televisión.

Las naves turcas exigieron por radio al barco Bat Galim, del Instituto de Investigación Oceanografía y Limnología, que abandonara la zona – a pesar de que no tienen jurisdicción allí- cuando estaba realizando una exploración en coordinación con las autoridades chipriotas, detalla el informe. El navío israelí no tuvo alternativa que detener sus actividades y retirarse.

El 27 de noviembre pasado, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y el jefe del Gobierno libio, Fayez Sarraj, que controla una limitada porción del territorio de Libia, firmaron un acuerdo que delimita las zonas económicas exclusiva (ZEE) de ambos países muy cerca de las islas de Rodas y Creta.

Según el acuerdo, aprobado por el Parlamento turco, las islas cercanas al continente, incluso si son del tamaño de Chipre o Creta no cuentan con plataforma continental ni ZEE. En cambio, para Grecia esta postura se contrapone con el derecho marítimo internacional.

El acuerdo firmado con Libia ha incrementado las tensiones de Turquía con Grecia, Chipre y Egipto sobre los derechos para explorar las reservas marinas de petróleo y gas en la región.

Grecia, Chipre y Egipto, que se encuentran entre Turquía y Libia han condenado el acuerdo de fronteras marítimas entre ambos países, argumentando que viola el derecho internacional. Grecia expulsó al embajador libio, a raíz del pacto.

Por su parte, Ankara ha advertido que usará sus fuerzas militares si es preciso para detener cualquier exploración de gas en las aguas frente a las costas de Chipre que reclama como suyas.

El Canal 13 alerta que las tensiones podrían afectar negativamente los planes de Israel de establecer un gasoducto submarino para enviar  gas desde sus reservas marinas hacia Europa, que debería pasar a través del mar territorial de Grecia y Chipre.

El Gobierno turco advirtió a un funcionario de la embajada de Israel en Ankara que el proyecto del gasoducto requiere la aprobación de Turquía.

“Los turcos están tratando de posicionarse como quienes manejan el show, lo que es muy preocupante”, apuntó un funcionario al canal.

Además, Turquía no reconoce a la República de Chipre, miembro de la Unión Europea (UE), sino a la República Turca del Norte de Chipre, reconocida únicamente por Ankara y controlada por tropas turcas.

Ankara sostiene que está defendiendo sus derechos y los de los turcos chipriotas a las ricas reservas de energías regionales.

De hecho, el acuerdo de fronteras marítimas entre Turquía y Libia no solamente fue condenado por Grecia, Chipre y Egipto, sino también por Estados Unidos, Rusia y la Unión Europea.

Compartir

#, #, #, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Diplomacia y Defensa