31 agosto, 2020

La nueva Cámara de Comercio Israel-Países del Golfo sale de la clandestinidad

Henrique Cymerman, periodista israelí y español, fundó en secreto la Cámara de Comercio e Industria Israel-Países del Golfo, que ha hecho pública tras el acuerdo con Emiratos Árabes Unidos (EAU) y que pretende impulsar el acercamiento con otros países de la región. Con el acuerdo de normalización entre Israel y EAU, al que describe como […]

Emiratos Árabes Unidos Foto: Norbert Graube Pixabay

Henrique Cymerman, periodista israelí y español, fundó en secreto la Cámara de Comercio e Industria Israel-Países del Golfo, que ha hecho pública tras el acuerdo con Emiratos Árabes Unidos (EAU) y que pretende impulsar el acercamiento con otros países de la región.

Con el acuerdo de normalización entre Israel y EAU, al que describe como «la formalización de la relación con una amante», la Cámara abandonó la discreción y puso el pie en el acelerador, en una ruta que Cymerman dijo que debe ser transitada con cautela, con «pasos muy cautos y calculados, poco a poco».

La Cámara de Comercio e Industria Israel-Países del Golfo Pérsico, un organismo privado pero con aval del Gobierno israelí, trabaja desde hace meses para fortalecer lazos regionales, que comienzan ahora a formalizarse.

Una de las áreas de colaboración más importantes, agrega, es la de la medicina, impulsada en el contexto de la pandemia de coronavirus.

Estos meses, consiguió organizar un encuentro que calificó de «histórico» y que incluyó a médicos israelíes y de múltiples países de la región y el mundo árabe en general, en el que discutieron el impacto del coronavirus en sus países y compartieron sus experiencias.

En octubre, prevé organizar otro con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud y centrado en elaborar «proyectos de colaboración entre empresas de tecnología médica».

Cymerman pensó en crear este espacio de inversiones e intercambios tras volver en enero de uno de sus múltiples viajes al Golfo Pérsico, en ese momento de Arabia Saudita, donde se reunió con personas destacadas: exagentes de inteligencia y militares, hombres de negocios y académicos.

«No estamos en ese pensamiento de que los israelíes vienen a salvar Oriente Medio, queremos un diálogo, algo bilateral o multilateral, donde todos compartan sus tecnologías y experiencias», señala y confirma que ya hay acuerdos firmados entre empresas israelíes y emiratíes que «pretenden realmente poder sacar partido de este vínculo» más allá de declaraciones.

Otras de las industrias que señala cuentan con mayor potencial son la aeroespacial, la agricultura e irrigación y la de ciberseguridad.

Además de enfocarse en el aspecto comercial, que asegura jugó un «papel importantísimo» en la normalización con Emiratos, Cymerman reconoce la importancia de que otros Estados de la zona sigan este ejemplo.

El próximo, cree, será Bahréin, que, al igual que Omán, consideró que «ya tienen el acuerdo (de normalización) redactado».

Sin embargo, advierte de que la clave será Arabia Saudita, no solo para dar luz verde a más países sino porque considera que puede tener un «efecto dominó» en el mundo árabe.

¿Cuándo?: «Probablemente cuando (el príncipe heredero) Mohamed bin Salmán sea rey».

Según él, a diferencia de lo que sucedió en el pasado en los acuerdos con Egipto (1979) y Jordania (1994), los lazos entre Estados deben estar acompañados por el desarrollo del vínculo entre sus sociedades.

Por eso, y en colaboración con asociaciones hermanadas a la suya en Abu Dabi y Dubai, está planificando viajes de delegaciones de investigadores, profesores, estudiantes y hasta de actores y actrices, y, por supuesto, gente de negocios.

«Hay que empezar por ahí, para, a la larga, educar a las opiniones publicas de aquí y de allá para entender que es posible llegar a la paz», concluye. EFE

Compartir

#, #, #, #

Más sobre Diplomacia y Defensa