17 octubre, 2021

La atención descontrolada del Consejo de Derechos Humanos sobre Israel

El actual inquilino temporal de la Casa Blanca el señor Biden ha vuelto al seno del Consejo después de ser Estados Unidos humillado en Afganistán.

Linda Thomas-Greenfield – Embajadora de EE.UU. en la ONU – Foto: Wikipedia – Dominio público

 José I. Rodríguez 

La decisión de Donal Trump de salir del Consejo de Derechos Humanos de la ONU les privó de fondos para seguir acusando a Israel de forma sistemática. El desbordado antisemitismo que exhala por todos los poros el nombrado Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha quedado diluido por tan impertinente vuelta de Estados Unidos al antijudío grupo de presión.  

La atención descontrolada del Consejo sobre Israel desaconseja totalmente que Estados Unidos vuelva a tan dañino grupo de países antiisraelíes ¿Va a cambiar Estados Unidos la mentalidad antisemita y antinorteamericana de los miembros de tan malvado Consejo? Qué más quisiéramos que pudiera cambiar el mundo los Estados Unidos de Biden, pero como ya se ha visto en Afganistán lejos de cambiar el mundo lo han destrozado y con ello la vida de miles de personas que se han quedado prisioneros de los talibanes.  

La amenaza de los talibanes al mundo, el cual pretenden dominar, se ve también reforzada por la desbandada de Biden dejando prisioneros en el campo de batalla de Afganistán ¿Le van a pedir a los talibanes los del Consejo que respeten los derechos humanos en Afganistán? Cobardes sin perdón es lo que son y lo que serán hasta su disolución.  

La vuelta de Estados Unidos a tan abyecto Consejo de Derechos Humanos de la ONU es una humillación más para Norteamérica y sus aliados Occidentales incluido Israel. Con este indigno retorno de Biden, como presidente de Estados Unidos al Consejo de Derechos Humanos, se cierra la posibilidad de reflexión en el propio seno de tan nefasta reunión de confabuladores contra el pueblo judío.  

La opacada mente de los dirigentes actuales de Norteamérica permitirá que las fuerzas oscuras que cohabitan en el nido de serpientes que representa la ONU siga inoculando su mortal veneno antijudío contra Israel bajo el disfraz del reiteradamente mencionado Consejo de Derechos Humanos. La falsa apariencia de amistad del actual presidente de Estados Unidos Biden hacia Israel no deja de ser una mala obra de teatro cuyo acto final está más cerca de acontecer.  

Las constantes algaradas de la ONU y sus diferentes organizaciones contra Israel se verán amplificadas con el altavoz que supone el Consejo de Derechos Humanos reforzado y nuevamente subvencionado por la vuelta de Estados Unidos ¿Los millones de dólares que insufla Biden al Consejo harán que cambien su posición respecto a Israel? Hay que ser ignorante, ingenuo o incapacitado ética y moralmente para creer que las cosas van a cambiar en el Consejo de Derechos Humanos en particular y en general en la ONU.   

En un comunicado oficial la embajadora de Estados Unidos en la ONU, , dijo que “Nos opondremos a la atención desproporcionada del Consejo sobre Israel, que incluye el único tema permanente de la agenda del Consejo dirigido a un solo país”. La curiosa frase de la embajadora “la atención desproporcionada” nos sugieren algunas preguntas ¿La atención sobre Israel será ahora proporcionada? ¿Qué clase de atención proporcionada sobre Israel es la adecuada? En otras palabras, lo que está diciendo la señora embajadora en realidad es que no dejaremos de fiscalizar a Israel.  

Los diplomáticos de la ONU siempre tienen una doble lectura en sus manifestaciones o discursos, lengua bífida propia de su condición, dado que por un lado hablan de derechos humanos y por otro hacen la vista gorda en relación con muchos países que no respetan a los humanos en sus derechos.   La atención descontrolada del Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre y contra los judíos aumentarán mediante el regreso de Estados Unidos al Consejo que lejos de desviar la atención sobre Israel hará que se agudice notoriamente con la llegada masiva de los dólares repuestos por Biden. Hazlo saber. 

Compartir

#, #, #

Más sobre Opinión