9 marzo, 2021

Israel prepara las elecciones más caras de su historia en medio de la pandemia

El Comité Central Electoral ultima los preparativos para los comicios del próximo 23 de marzo, los cuartos en dos años, en los que desplegará una compleja logística por la que se ha duplicado el presupuesto electoral. Esta no solo representa un esfuerzo notable por parte de sus empleados, que desde hace varios días trabajan horas […]

Foto: Comisión Electoral Central vía Facebook

El Comité Central Electoral ultima los preparativos para los comicios del próximo 23 de marzo, los cuartos en dos años, en los que desplegará una compleja logística por la que se ha duplicado el presupuesto electoral.

Esta no solo representa un esfuerzo notable por parte de sus empleados, que desde hace varios días trabajan horas extra, sino que también exige duplicar el material necesario.

En las elecciones del 2 de marzo del año pasado, en las que aún eran pocos los casos confirmados y los ciudadanos en cuarentena, el costo fue de 392 millones de shéqueles (unos 100 millones de euros).

Esta vez, con cerca de 40.000 casos activos y miles en cuarentena, el costo se estima en 674 millones de shéqueles (170 millones de euros).

«Queremos que todos puedan venir a votar pero queremos que todos vuelvan a casa seguros», explicó Moti Gaistman, que encabeza el departamento de elecciones especiales del comité.

Con ese fin, han habilitado una serie de métodos de votación innovadores en respuesta a los desafíos presentados por la pandemia.

Estos, además de mesas de votación adaptadas con plásticos protectores y equipadas con productos de higiene, incluyen carpas aisladas donde votarán quienes se encuentren en cuarentena o sean portadores del virus.

Los primeros podrán desplazarse por sus propios medios a carpas especialmente designadas para ellos o acudir en sus propios vehículos a centros de votación en las que podrán emitir su voto sin bajarse del coche.

Aquellos que aún sean considerados pacientes activos serán trasladados a carpas específicas en vehículo provistos por el Comité Central Electoral y adaptados para evitar contacto con el conductor.

En el caso de los pacientes hospitalizados por COVID-19, un representante del Comité se acercará a las áreas de los centros de salud destinadas al coronavirus con una urna en la que podrán emitir su voto, ya sea a pie o desde su cama.

Además de unos mil centros de votación especialmente diseñados para personas en cuarentena o contagiadas, las autoridades israelíes adaptaron autobuses que funcionarán como urnas móviles y que serán utilizados en caso de que algún colegio electoral deba cerrar por la presencia de portadores del virus. EFE

Compartir

#, #, #, #

Más sobre Nacional

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios