30 enero, 2021

Israel, no confíes en Turquía

Circulan rumores de que pronto podría producirse un acercamiento entre Israel y Turquía. Jerusalén y otras capitales regionales no deberían volver a caer en los engaños de Ankara. En las últimas semanas, Turquía se ha encontrado muy aislada de Occidente y Oriente Medio. En respuesta a ese aislamiento, el hombre fuerte islamista del país, Recep […]

Recep Tayyip Erdogan Foto archivo: Departamento de Estado de EE.UU. / Ron Przysucha vía Flickr Dominio Público

Circulan rumores de que pronto podría producirse un acercamiento entre Israel y Turquía. Jerusalén y otras capitales regionales no deberían volver a caer en los engaños de Ankara.

En las últimas semanas, Turquía se ha encontrado muy aislada de Occidente y Oriente Medio. En respuesta a ese aislamiento, el hombre fuerte islamista del país, Recep Tayyip Erdogan, ha decidido mantener conversaciones con Arabia Saudita y devolver al embajador turco a Tel Aviv. Ankara está participando en conversaciones secretas con Jerusalén para reiniciar las relaciones, incluida la discusión de un posible gasoducto entre los dos países que se utilizaría para enviar gas natural del Mediterráneo a Europa.

Si bien algunos miembros de la vieja guardia político-militar en Ankara y Jerusalén podrían encontrar deseable un acercamiento, sería un grave error rescatar a Turquía de su difícil situación y caer — nuevamente — en su trampa.

Durante meses, a medida que se han profundizado las relaciones de Israel con Chipre, Grecia, Egipto, los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita e incluso Armenia, los informes de los medios han afirmado que el Estado judío estaba considerando reanudar los lazos normales con Turquía. Si bien no resultó mucho de estas supuestas conversaciones, es casi seguro que los informes aumentaron las sospechas en las capitales de los nuevos aliados de Israel. De hecho, después de que Turquía e Israel respaldaran a Azerbaiyán en su victoria sobre Armenia, el embajador de Armenia en Tel Aviv fue llamado a consultas. Si bien Israel y Turquía apoyan a Azerbaiyán por diferentes razones, no es inconcebible que muchos en Grecia, Chipre, el Golfo y Egipto cuestionen la confiabilidad de su aliado en Jerusalén a raíz del conflicto.

No se debe olvidar el verdadero objetivo de Turquía: aislar a Israel en la región sin dejar de deslegitimarlo en el extranjero. Dondequiera que se encuentren campañas anti-Israel, es probable que el dinero de Qatar y la influencia del gobierno turco estén detrás de ellas. Turquía es problemática de muchas otras formas. Ha pirateado sitios de noticias israelíes, ha ahuyentado a un barco de investigación israelí que realiza exploración de gas natural, ha socavado a los socios regionales de Israel y ha amenazado con conquistar Tel Aviv y «liberar» Jerusalén, una ciudad que Erdogan afirma que es turca. La demarcación de la frontera marítima de Turquía con el gobierno libio, respaldado por la ONU, tiene como objetivo desbaratar el gasoducto de gas natural de Israel a través de Chipre hacia Europa, un gasoducto que es fundamental para los futuros intereses económicos y políticos de Israel. Es más, el nuevo embajador de Ankara en Israel es vehementemente antisionista.

El hecho de que Ankara acoja a los líderes de Hamas, que implica otorgarles la ciudadanía y permitirles planificar el terrorismo y los ciberataques contra el Estado judío desde territorio turco, es una prueba más, si se necesita más, de que Turquía no es amiga de Israel. Es un rival regional cada vez más peligroso que burla el derecho internacional, viola los derechos humanos, desestabiliza países, comete crímenes de guerra y apoya el terrorismo internacional. Los líderes militares y políticos de Israel no deben subestimar a Turquía ni confundir la nostalgia con una sabia política. Si Israel quiere seguir normalizando las relaciones con los países de la región y poner fin a la inestabilidad del Medio Oriente, debería rechazar los manipuladores intentos de Turquía de restablecer los lazos.

Fuente: Centro Begin-Sadat de Estudios Estratégicos

Dmitri Shufutinsky se graduó del programa de maestría en Paz Internacional y Resolución de Conflictos de la Universidad de Arcadia. Actualmente vive como Soldado Solitario en el Kibbutz Erez, Israel, sirviendo en la Brigada Givati ​​bajo el programa Garin Tzabar.

Compartir

#, #, #, #

Más sobre Diplomacia y Defensa

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios