El Banco de Israel reduce un 0,25 % el tipo de interés e intenta moderar el impacto de guerra

2 enero, 2024 , ,
Banco de Israel Foto: Ester Inbar Wikimedia Commons

«La guerra tiene importantes consecuencias económicas, tanto en la actividad económica real como en los mercados financieros», y «hay gran incertidumbre con respecto a la gravedad y duración esperadas de la guerra, lo que a su vez está afectando el alcance del impacto en la actividad» económica, aseguró el Banco de Israel.

Según remarcó, «en los mercados financieros se produjo una fuerte recuperación tras las caídas del comienzo de la guerra», mientras según el pronóstico de la entidad bancaria, el producto interior bruto (PIB) «crecerá un dos por ciento en 2023 y 2024, y un cinco por ciento en 2025».

Aún así, «en vistas de la guerra», que se alarga desde hace casi tres meses y se prevé que se alargue durante 2024, las perspectivas se presentan «con un nivel alto de incertidumbre, incluso en las decisiones que el gobierno deberá tomar sobre cómo el presupuesto abordará necesidades civiles y de defensa derivadas de la guerra».

Por otro lado, «los indicadores de actividad económica y el estado de empleo apunta a una recuperación gradual tras la fuerte caída que tuvo lugar con el estallido de la guerra», pero esto varía según el sector económico y las industrias específicas.

En el sector inmobiliario, durante los últimos 12 meses los precios de las viviendas «han disminuido un 1,3 %, y el volumen de actividad de este mercado continúa moderándose», ya que el sector «experimenta dificultades como resultado de la guerra».

Por otro lado, el mercado de crédito «continúa la tendencia a la desaceleración del crédito bancario a empresas y hogares, en paralelo con la desaceleración general de la actividad económica».

A nivel del mercado laboral, este «se hallaba en un entorno de pleno empleo antes de la guerra», pero tras el inicio del conflicto «la tasa general de empleo aumentó bruscamente y sigue siendo alta».

Sin embargo, el Banco de Israel remarcó que «en los últimos meses se ha producido una mejora significativa» en cuestión laboral, y en noviembre, la tasa general de desempleo al 8,5 %, en comparación con el 9,5% de octubre.

Por otro lado, tras una caída inicial, «hubo recuperación en el volumen de transacciones con tarjetas de crédito, y las compras totales regresaron a un nivel parecido a los previos a la guerra».

Además, «la caída de las importaciones de bienes se profundizó en los últimos meses», y «los ingresos fiscales en noviembre fueron aproximadamente un 18 por ciento más bajos en términos reales que el mismo período del año pasado».

El análisis del Banco de Israel a nivel global es que «la actividad económica en las principales economías se está moderando y el sector manufacturero y comercio mundiales siguen debilitándose».

A su vez, «la situación de defensa en Israel, que ha provocado un aumento de tensión geopolítica en Oriente Medio, tuvo un impacto relativamente moderado en los mercados financieros globales». EFE

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios