¿Cómo influye la “Nueva Derecha” de Bennett y Shaked en las elecciones?

Naftali Bennett y Ayelet Shaked. Foto: REUTERS/Corinna Kern.

La primera encuesta desde que los ministros, Naftali Bennett y Ayelet Shaked, se separaran del partido Habait Haieudí (Hogar Judío), para formar una nueva facción muestra que si hoy se celebraran las votaciones, ganarían 10 escaños.

La encuesta, realizada por Panels Politics y publicada por Walla, muestra que la división entre Habait Haieudí y sus dos líderes anteriores, aumentarían el número de escaños que las dos facciones podrían obtener en la Knéset (Parlamento), en comparación con el número de encuestas anteriores que mostraban que el partido “Hogar Judío” ganaba únicamente si permanecía intacto.

El sábado por la noche, el ministro de Educación, Naftali Bennett y la ministra de Justicia, Ayelet Shaked, anunciaron que se retiraban del partido Habait Haieudí, y que formarían una nueva facción, llamada “HaYamin Hahadasha” (Nueva Derecha).

Los 14 asientos combinados para la Nueva Derecha y el Hogar Judío superan los números recientes de la encuesta para el partido Hogar Judío liderado como estaba hasta ahora por Naftali Bennett. Encuestas recientes mostraron que el Hogar judío no ganaría más de 11 a 12 escaños.

El hogar judío tiene actualmente ocho asientos en la Knéset. La Nueva Derecha, ganaría 10 escaños, en comparación con los cuatro del Hogar Judío, que apenas cruzaría el umbral electoral mínimo del 3.25%.

Aunque la Nueva Derecha, podría unirse a Habait Haieudí en una alianza luego del día de las elecciones del 9 de abril, están en abierta competencia para la 21ava Knéset.

Según la nueva encuesta, el Likud seguiría siendo el partido más grande, pero perdería tres mandatos con el nuevo partido de Bennett-Shaked, cayendo de 31 escaños en la encuesta anterior a 28 actualmente, el Likud tiene en el presente 30 asientos.

El partido del ex ministro de Defensa, Avigdor Liberman, Yisrael Beytenu, se ubicaría en cuatro escaños, dos menos de los que ganó en 2015 y uno menos de lo que actualmente tiene, luego de la partida de la diputada, Orly Levy-Abekasis en 2016.

La nueva facción del ex Jefe de Estado Mayor de las FDI Benny Gantz, Hosen L’Yisrael (Resiliencia para Israel) ganaría 11 escaños una disminución de dos escaños desde la encuesta anterior.

El partido Yesh Atid de Yair Lapid, obtendría 15 escaños, una ganancia de cuatro mandatos en comparación con el año 2015, mientras que HaMahane Hazioni (Unión Sionista), una lista conjunta de HaAvoda HaIsraeli (Laborista Israelí) y Hatnuá (El movimiento) de Tzipi Livni, caería de 24 a solo 9.

Entre las facciones jaredíes, sefaradí “Shas” apenas superaría el umbral mínimo con cuatro escaños, con una pérdida de tres escaños, mientras que el partido ashkenazi, Yahadut Hatorah (Judaísmo Unido de la Torá), ganaría siete escaños, una ganancia de un mandato.

El nuevo partido de la diputada Orly Levy-Abekasis, Gesher, ganaría cuatro escaños, mientras que “Kulanu” del Ministro de Finanzas Moshe Kahlon, se desplomaría de 10 mandatos a solo 5.

La facción Meretz de extrema izquierda ganaría seis escaños, con un mandato en comparación con 2015, mientras que la facción de la “HaReshimá HaMeshutefet” (Lista Conjunta Árabe) conservaría los 13 escaños que posee actualmente.

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest
4 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios