200 empresas israelíes permiten a sus empleados ausentarse para protestar contra Netanyahu

Mujeres protestan contra la reforma judicial de Netanyahu el 11 de marzo de 2024 en Tel Aviv Foto: Oren Rozen Wkimedia Commons CC BY-SA 4.0

El Foro Empresarial de Israel, que aglutina a las 200 firmas más grandes del país y la mayoría de los trabajadores del sector privado, anunció este domingo que da carta blanca a sus empleados para ausentarse del trabajo y acudir a las protestas antigubernamentales de esta semana.

«Esta es una emergencia para Israel y a aquellos que estén interesados se les debe permitir participar en el acto democrático», indicó el foro, que garantizó que no habrá sanciones para los trabajadores que acudan a las protestas que tendrán lugar en Jerusalén por cuatro días consecutivos.

Además, decenas de empresas tecnológicas, pujante sector bandera de la economía israelí, también han dicho que sus empleados pueden unirse a las protestas sin sanciones.

Grupos de la sociedad civil y familias de rehenes comenzarán esta tarde de domingo una protesta de cuatro días frente a la Knéset (Parlamento israelí) para exigir al primer ministro, Benjamín Netanyahu, y a la clase política un acuerdo para liberar a todos los secuestrados por Hamas en Gaza y la convocatoria de nuevas elecciones.

Los manifestantes comenzarán a las 18.15 horas una marcha por el barrio de Givat Ram -donde se encuentran las estructuras del poder de Israel- hasta la Knéset, donde planean acampar durante cuatro días, en los que también se celebrarán protestas nocturnas.

Entre los oradores que participan en las protestas se incluyen a líder de la oposición Yair Lapid; familiares de víctimas y rehenes de Hamás; así como Moshe Radman, uno de los líderes de las protestas contra la reforma judicial que coparon las calles de Israel todo 2023, un movimiento que ahora se funde con el de las familias de los cautivos para pedir elecciones anticipadas en el país.

Anoche, decenas de miles de personas participaron en protestas masivas en todo el país, mientras las manifestaciones semanales de las familias de los rehenes en Tel Aviv dieron un giro dramático cuando los oradores llamaron a los asistentes a «salir a las calles» y unirse a los manifestantes antigubernamentales en el corazón de la ciudad.

Hasta ahora, ambos colectivos mantenían protestas semanales cada sábado, pero por separado, ya que hasta ahora las familias preferían reclamar solo un acuerdo de liberación de rehenes, sin más connotaciones políticas.

«Las manifestaciones terminaron, las protestas acaban de comenzar», tuiteó el portavoz del Foro de Rehenes y Familias Desaparecidas, Haim Rubinstein

La policía llevó a cabo anoche más de una decena de arrestos y desplegó cañones de agua para dispersar las protestas en Tel Aviv, donde algunos manifestantes bloquearon las principales carreteras.

También hubo enfrentamientos con la policía en Jerusalén, donde unos 200 manifestantes rompieron las barreras policiales para manifestarse a unos 100 metros de la residencia oficial del primer ministro; así como frente a su casa de vacaciones particular en Cesárea, en la costa mediterránea, donde le pidieron en ambos casos que dimitiera. EFE

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

17 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios