Vandalizan el Memorial del Holocausto Judío en Uruguay con mensajes antisemitas

3
2509
Foto: Carlos Varela Ubal‏ @AlcaldeVarela Twitter

El Memorial del Holocausto Judío de Uruguay fue vandalizado con mensajes ofensivos para el pueblo judío en los que se tilda de “mito” al hecho histórico.

“No es antisemita decir la verdad, el holocausto es un mito”, decía uno de los mensajes que se escribieron en los muros del monumento, mientras que otro expresaba “El mito del holocuento permitió cobrar miles de millones de dólares en reparación”.

Fue la segunda vez en una semana que este memorial sufre este tipo de mensajes ofensivos, en la primera ocasión, ocurrida el pasado miércoles, el mensaje era que “Solo murieron 300.000 judíos de tifus” y expresaba que las cámaras de gas fueron falsas.

“Los campos de concentración fueron de trabajos forzados, no de exterminio””, afirmó otro mensaje.

Si bien los mensajes ya fueron borrados por las autoridades de la Intendencia de Montevideo, el alcalde del Municipio B, Carlos Varela, señaló en su cuenta de Twitter que instalarán guardia en el sitio y solicitó que haya “cordura, tolerancia y paz”.

Por su parte, el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, publicó en la misma red social que “enoja y duele este tipo de ataques”. EFE y Aurora

3 Comentarios

  1. Sin novedades en la estulticia humana, tampoco hay nada en el mensaje que no lea constantemente entre algunos españoles en los grandes medios. La frase favorita de la derecha democrática española es decir que los comunistas asesinaron millones en Camboya y, sobre todo, en los Gulags rusos, aunque los historiadores más prestigiosos creen que las cifras de los gulags fueron una invención norteamericana por la Guerra Fría, y estiman 1 millón de muertes máximo a lo largo de varias décadas. En cualquier caso, entre los españoles más corrientes es fácil que pasen de copiar este juego sucio político contra partidos de izquierda a defender postulados populistas ultraderechistas y de neonazis: los comunistas serían peores, o las cifras del Holocausto son exageradas o, los más cultos que han leído un libro, está por encima el derecho a la libre expresión.

Dejar respuesta