“Una Realidad Diferente” pinturas de Pinhas Abramovic

0
330
Serie La Cerca Buena

En la  Galería de arte contemporáneo “Grand Art”, ubicada en el Canion Grand de Haifa, se está presentando en estos días la exposición de Pinhas Abramovic titulada “Una realidad Diferente”, en la que se expone una selección de obras de tres series (colección particular): LaVentana (1960-1981), “Cerca Buena” (1980-1981) y “Paisajes urbanos” (1945-1979).

Otra pintura de la obra “Carca Buena”

En esta visión, uno puede discernir las diferencias en la actitud del artista a los temas y valores estilísticos que lo ocuparon en diversos momentos, especialmente su relación con la realidad, el paisaje y la “realidad pictórica”.

Pinhas Abramovic (1909-1986)  llegó a ser uno de los fundadores del famoso movimiento del arte israelí “Nuevos Horizontes” que buscaba la influencia de las corrientes internacionales sobre las artes visuales en Israel a través de la formulación de la escultura y la pintura con símbolos abstractos líricos. Abramovic se desempeñó como Secretario del Grupo (1948-1963), fue  uno de los fundadores de la aldea de los artistas en Ein Hod, presidente de la Asociación de Pintores y Escultores en Tel Aviv y presidente honorario de la Asociación. Estudió en el Seminario Hakibutzim y fue considerado un excelente educador en los campos del dibujo, la seda y la cerámica, siendo galardonado con el Premio de Mónaco y muchas otras menciones. Esta exposición con sus tres series es precisamente un tributo en honor del grupo Nuevos Horizontes. La curadora es Shirley Meshulam y se puede visitar hasta el 26 de febrero 2018.

Serie La Ventana

Abramovic comenzó sus estudios de arte en 1925 en la ciudad de Kaunas y dos años más tarde comenzó con actividades sionistas en el marco del movimiento Hashomer Hatzair y finalmente emigró a Israel en 1929  y se instaló en una granja agrícola en Binyamina. Al principio trabajó como obrero y luego se unió al kibutz Beit Zera, donde continuó sus estudios de pintura. En 1932 se mudó a Tel Aviv, donde trabajó durante dos años en el estudio de Yosef Zaritsky, luego fue aceptado como miembro de la Asociación de Pintores y más tarde viajó a Paris, donde por un año y medio disfrutó de actividades artísticas vibrantes, todo ello influenció en sus pinturas. Las pinturas de Abramovic pertenecen al flujo abstracto lírico, en el cual las formas y las manchas de color se desarrollan independientemente de un sujeto figurativo particular. Las pinturas fueron realizadas en varias técnicas, incluyendo óleo sobre lienzo, acuarela y dibujo en papel y se caracterizaron por colores que crean un mosaico de formas y colores. Las pinturas al óleo de Abramovic eran a veces más pesadas en color y más calculadas en composición y formas.

Fotos: Einav Or Lev

Dejar respuesta