Sospecha: Neonazis atacan un restaurante judío en Alemania

3
183
Protestas en Chemnitz Foto: Lord van Tasm Wikimedia CC BY-SA 3.0

Las autoridades alemanas investigan un presunto ataque antisemita durante los sucesos ocurridos a finales de agosto en Chemnitz (este) en relación con la muerte de un ciudadano que suscitó protestas de la ultraderecha.

La policía criminal del estado federado de Sajonia confirmó que existe una denuncia del propietario de un restaurante de comida judía y que el caso presenta características de “hecho con motivos políticos con trasfondo antisemita”, según informó “Welt am Sonntag”.

Este dominical adelantó esta información y que los responsables de lucha contra el terrorismo y el extremismo en ese estado federado alemán están investigando ese presunto ataque.

“Si se confirman esas informaciones, el ataque al restaurante judío en Chemnitz se trata de un delito antisemita de otro nivel. Nos evoca los peores recuerdos de los años treinta” del siglo XX, dijo al periódico Felix Klein, responsable federal de lucha contra el antisemitismo.

Medios alemanes informan de que el ataque se produjo el 27 de agosto, cuando presuntamente un grupo de doce personas vestidas de negro lanzaron piedras y botellas contra el restaurante “Schalom”.

Al mismo tiempo gritaban “Lárgate de Alemania, cerdo judío” al propietario del local, identificado como Uwe Dziuballa por “Die Welt”, que informó de que el hombre resultó herido en un hombro por una piedra.

La información de ese presunto ataque contra el restaurante “Schalom” se conoce cuando se cumplen dos semanas de los sucesos en Chemnitz.

La muerte a cuchilladas del alemán de madre cubana Daniel H. desató allí manifestaciones xenófobas que llegaron a congregar a hasta 6.000 personas hace una semana y a las que la ciudad respondió con un multitudinario concierto en favor de la multiculturalidad que reunió a más de 65.000 personas.

Dos solicitantes de asilo, presuntamente un sirio y un iraquí, se encuentran en prisión preventiva en relación con esa muerte y un tercero, supuestamente también iraquí, está siendo buscado por la policía. EFE

3 Comentarios

  1. entre la peste verde de importacion y la peste parda de produccion local los judios de alemania harian bien de plantearse en hacer alia…en israel todavia queda sitio y hace falta gente,mucha gente y ademas…donde estaran mejor que en casa….me disculpo con los gays…pero ya saben aquella frase…mariquita el ultimo.

  2. Ya dijo Bertold Brecht que “le ventre est encore fécond d’où a surgi la bête immonde”. Esa bestia es el nazismo alemán, contra el cual el remedio de la desnazificación de post-guerra sirvió como “emplâtre sur jambe de bois” (emplasto en pata de palo; כוסות רוח למת). No se entiende qué diablos buscan los judíos, como el dueño de éste restaurante al que ya atacaron varias veces, en ésa maldita Alemania.

  3. Una protesta de ultraderechistas similar ocurrió en España en el año 2000, en El Ejido de Almería, que es el epicentro de una gran zona denominada el Mar de Plástico porque sólo se ven invernaderos, fueron altercados muy graves, por encima de lo visto hasta entonces en España, los iniciaron ultraderechistas cuando un joven marroquí con una enfermedad mental no tratada intentó robar a una mujer española y la asesinó. En Almería fue contra los musulmanes marroquíes, antes del 11-S y del resto de atentados yihadistas, decían cosas como que los negros sí pero moros no querían, de los judíos no se sabe nada ya que en Almería no reside ni uno. Los actos violentos duraron varios días: cortaron carreteras, incendiaron comercios musulmanes, amenazan a los musulmanes, se enfrentaron a la policía y no dejaban pasar a los periodistas. Los medios españoles en general condenaron la violencia, pero los políticos no quisieron actuar, al final el gobierno derechista del Partido Popular negoció alguna cosa sin importancia, siendo el alcalde de esta ciudad de su propio Partido Popular y uno de los instigadores, años más tarde sería denunciado por corrupción. Los neonazis españoles acudieron para ayudar contra los inmigrantes, si bien en España el número de cabezas rapadas es bastantes inferior al de Alemania. El Ejido, al igual que el resto de España, no es un convento de clausura con monjitas dedicadas a la oración y a elaborar dulces, es una ciudad dispersa de unos 100.000 habitantes, inmigrantes españoles de pueblos o de otras ciudades españolas que muchos se enriquecieron rápidamente con los invernaderos, otros se arruinaron o malgastaron el dinero, y son muchos los inmigrantes que trabajan en condiciones de esclavitud para los españoles, una ciudad donde no faltan las mafias, drogas, alcohol, prostitución, esclavas sexuales en condiciones infrahumanas, y todo tipo de delincuencia. Todavía no se sabe quienes provocaron los incidentes racistas ni su verdadero motivo, los neonazis son aficionados a provocar este tipo de incidente para ver si pescan algo.

Dejar respuesta