Rabino docente sospechado de violar una niña de 14 años de edad

4
1617
Foto Wikimedia

 

David Harrison, ex rabino de una escuela secundaria de niñas religiosas, fue arrestado bajo sospecha de violar a una de sus estudiantes cuando tenía 14 años.

La estudiante, que hoy tiene 20 años, llegó a una comisaría en Jerusalén hace unos días y presentó una queja contra el educador.

Harrison, de 58 años de edad, trabajó en Ulpanat Beit Shlomit entre los años 2007-2010. Es sospechoso de cometer graves delitos sexuales contra la adolescente -incluida la violación- mientras trabajaba en la escuela a la que asistía.

Al recibir la queja, la policía inició una investigación, reuniendo testimonios de miembros de la familia de Harrison y funcionarios de la escuela, entre otros. La policía dijo que los testimonios apoyan la versión de la niña.

Según un funcionario de la policía, los supuestos delitos se cometieron dentro y fuera de la escuela. Harrison supuestamente violó a la niña varias veces, y supuestamente la golpeó cuando trató de resistirse a él.

Harrison fue despedido de la escuela un año después de que los presuntos delitos fueran cometidos, pero funcionarios de la escuela dijeron que el despido no estaba relacionado con las sospechas, de las que no eran conscientes en ese momento.

Durante su audiencia de prórroga, el abogado de Harrison, Yehuda Shoshan, causó indignación cuando preguntó al representante de la policía si la querellante era virgen en ese momento y si otras personas habían tenido sexo con ella entonces.

El representante de la policía se negó a responder, diciendo que la ley prohíbe abordar las cuestiones relativas a los delitos sexuales.

Más tarde, Shoshan insistió en el asunto diciendo: “Es bien sabido que las mujeres religiosas que se casan a una edad tan temprana encuentran una manera de excusar su pérdida de virginidad (de lo contrario) serán consideradas defectuosas en los círculos ultra-ortodoxos u ortodoxos. ”

El juez David Shaul Gabai Richter, quien decidió prorrogar la detención de Harrison por una semana, señaló que “El estado mental de la niña se deterioró en el momento.” En años posteriores, ella creció y se casó, pero debido a que aún tenía problemas buscaba tratamiento mental. Fue entonces cuando surgió la razón para la crisis que le sucedió. ”

El juez también señaló que las declaraciones de la familia de la niña sobre su comportamiento hace seis años, cuando los delitos fueron presuntamente cometidos, también apoyan su versión.

4 Comentarios

  1. El problema tiene dos vertientes. Por un lado, el currículum de los establecimientos de educación, los religiosos en particular: no imparten educación sexual y no enseñan lo que posibles víctimas deberían no sólo saber, sino estar “empowered” para poder utilizar. Por otro lado, la cultura institucional, que fomenta el “sweep it under the carpet”, barrer todo bajo la alfombra, para que no cause daño a la reputación del establecimiento y/o a la carrera profesional de los dirigentes e implicados. Y lo más asqueroso en ésta nota es el “argumento” que el abogado del sospechoso encontró para tratar de redimirlo…

    • en la iglesia catolica esto se solucionaba enviando al pederasta sacerdote a otra parroquia donde no sabrian quien era su nuevo pastor y donde podria abusar de nuevas victimas.

Dejar respuesta