Primer vistazo a las actividades de la Agencia Judía en América Latina

3
3177
Natan Sharansky, Presidente del Ejecutivo de la Agencia Judía para Israel

Aurora aprovecha la oportunidad para mostrar y explicar como está funcionando la Agencia Judía en la actualidad, especialmente en las comunidades latinas. La Misión de la Agencia desde 1929 y desde siempre ha sido conectar a los judíos, uno con el otro, con su patrimonio y con Israel y ha estado trabajando para asegurar un futuro colectivo brillante.
Esta asociación global ha permitido afrontar los mayores desafíos del Pueblo Judío en cada generación. Según declaraciones de los directivos, la conexión de la familia global  judía se hace trayendo judíos a Israel, llevando a Israel a los judíos y  su compromiso, ayudando en su aliá, construyendo una sociedad mejor dentro y fuera de Israel e impulsando a los jóvenes israelíes y de todo el mundo a redescubrir el sentido colectivo de ser judío.
También nos recuerdan que la Agencia Judía sigue siendo la primera en responder a situaciones de crisis en el Mundo Judío, está preparada para atender emergencias en Israel y salvar a los judíos de países donde se encuentren en peligro. Es de señalar con lo dicho, que la Agencia Judía sigue con precaución y preocupación el desarrollo de la situación política que se plantea en países  en crisis como Venezuela y pretende, desea y aspira a publicar abiertamente todas sus actividades internacionales.

sharanzkiNatan Sharansky, Presidente del Ejecutivo de la Agencia Judía para Israel en declaración exclusiva para AURORA
“Con motivo de las fiestas judías quiero hacer llegar mis bendiciones a todas las comunidades hispano parlantes: La Agencia Judía despliega a sus Shlijim (enviados), y especialmente a  los Shlijim de movimientos juveniles, por todas las comunidades judías de América Latina, donde haya actividades comunitarias significativas.
Las comunidades Latinoamericanas son conocidas  por ser calurosas y vibrantes manteniendo un fuerte lazo con Israel.
Las relaciones entre dichas comunidades e Israel llevan décadas y han atravesado  tiempos difíciles y altibajos, pero Israel se pondrá siempre al lado de comunidades en crisis, tal y como lo ha hecho en el pasado.  Me consta con agradecimiento que lo que más caracteriza a las comunidades latinoamericanas es su gran deseo de contar en su seno con la constante presencia de Shlijim de movimientos juveniles. En realidad más que otras ya que entienden que su labor asegura el advenimiento de una generación futura orgullosa de su identidad judía y capaz de continuar la obra comunitaria de sus padres, tanto en el fortalecimiento de las instituciones comunitarias como en la entrañable relación con Israel.
A todas las comunidades judías y a Israel mis mejores deseos de paz y tranquilidad, unión y bienestar para este año que comienza.”

Eliahu Shaúl
Eliahu Shaúl

Eliahu Shaúl, Director de la unidad de aliá, absorción y operativos especiales para países hispano parlantes, España y Portugal, nos cuenta sobre las funciones y proyectos en general de la Agencia Judía desde que se separó en el 2009 de la Organización Sionista Mundial.
Son tres las funciones más claras: aliá, el proceso de inmigración antes de llegar a Israel, absorción, ulpán (es decir estudio del idioma hebreo, búsqueda de trabajo, búsqueda de vivienda, educación de los hijos y operaciones especiales e individuales  con un fondo económico para apoyo, por ejemplo, a damnificados sudamericanos en actos de terror.  Según sus palabras esta es una aliá muy valorada, mucho más en calidad y no tanto en cantidad, ya que sus decisiones son tomadas por elección sionista y menos por problemáticas de otro tipo. Son de clase media, profesionales, independientes y familias que desean hacer cambios en sus vidas por cierta inseguridad política o económica como por ejemplo en Brasil. Están los que desean algo diferente para sus hijos dentro de la cultura del pueblo al cual pertenecen. En el 2015 llegaron a Israel unos 1500 olim, inmigrantes de Latinoamérica y España. Este año se ve un aumento del 15%.
Los proyectos de la Agencia Judía son los siguientes:
Taglit –  trae jóvenes por 10 días a conocer Israel prácticamente sin costo para ellos individualmente, es una organización pública independiente que la Agencia apoya con un presupuesto de 5 millones de dólares. Los costos de cada participante se reparten entre un tercio por parte del gobierno, un tercio son donativos americanos y un  tercio la comunidad de donde vienen.
Masá – tiene ya una existencia exitosa de unos ocho años con programas organizados de hasta un año de estadía. Ofer Gutman de Masa dice que este último año contaron con 12.000 participantes, muchos de Latinoamérica.
La Javaiá Israelit – se encarga de planes turísticos para judíos, es como un agente de viajes. Por ejemplo, ellos organizan un plan de mes y medio llamado La Gira. Entre otros muchos planes de visita turística a Israel  está el que mientras los hijos estudian en el majón (instituto), los padres pasean y conocen Israel.
Los shlijim, enviados de la Agencia y de los movimientos juveniles tienen múltiples funciones según sus zonas de trabajo y colegios de la comunidad.
Ofek Israelí – es un proyecto en sociedad con el gobierno y la Organización Sionista Mundial por el cual se organizan distintas iniciativas para promover la aliá, por ejemplo, se organizan ferias de trabajo en países con más potencial como lo fuera la Unión Soviética, en Argentina, Brasil, Inglaterra, Francia. Se organizan delegaciones de  antiguos olim, ya con experiencia en Israel, en septiembre salió una a Brasil y Argentina, se organizan dos por año a distintos países y participan en seminarios, paneles, ferias, etc.
El departamento de Aliá comienza con el Global Center, una línea telefónica directa en todos los idiomas de importancia, que recibe documentos y el shelíaj ve los datos individuales de cada interesado. En esta línea y desde Jerusalén trabajan personas cuya especialidad es guiar y dar toda la información necesaria sobre aliá directa, Ulpán Kibutz, Ulpán Etzión, centros de absorción para familias y mayores de 55 años, etc.
Los planes de absorción se dividen según las necesidades individuales de cada ponente. La red de Ulpan Etzión es especial para jóvenes académicos de 22-35 años. Se trata de 5 meses de internado, 5 días a la semana, 5 horas por día de estudio. Para familias de Latinamérica están los centros de absorción por 6 meses con Ulpán en Raanana, Ashdod, Ashkelon, Beer-Sheva, Kiriat-Yam y Carmiel. Se les da apoyo para afiliarse a una Kupat-Jolim (servicios médicos), para ubicar a los niños en escuelas, cuestiones de vivienda y trabajo y contacto con el Ministerio de Absorción.
El proyecto Babait Beiajad (Home Together – juntos en casa) es para familias que llegan directamente a la vivienda elegida de antemano. La absorción es directa y el apoyo es de seguimiento con la ayuda de coordinadores en las grandes ciudades que no siempre hablan español y entonces gozan del apoyo de voluntarios que sí lo hablan. Existen proyectos comunitarios en sociedad con las Municipalidades y el Ministerio de Absorción. Por ejemplo en Kfar Saba, Tiberíades, Carmiel, Ramle y Jerusalén donde hay un encargado de absorción.
Existen iniciativas por demanda, por ejemplo, la organización OLEI de los Latinoamericanos en Israel organiza un ulpán de 3 meses  para “Jóvenes Latinos” que no pueden perder tiempo en internados y necesitan el idioma con premura.

Juan Taifeld
Juan Taifeld

Juan Taifeld -Director Regional para México y Latinoamérica Norte desde el 2013. Se encarga también de Consultoría a colegios de la red escolar judía en México y América Latina Norte.
Según  sus palabras, la Agencia Judía en su zona se ocupa de:
A) Alià,  su oficina centraliza todas las actividades de Centro América incluyendo Venezuela, Costa Rica,  Guatemala, Colombia, El Salvador, Panamá, etc. De estos países vinieron en el 2015 unos 500 inmigrantes. El programa “Naalé” trae cada año a una veintena de jóvenes de México y Centro América en este caso, para estudiar en colegios secundarios en Israel.
B) Experiencias en Israel:  “Masa” con planes largos para jóvenes de entre 18 y hasta 30 años cuenta con gran éxito ya que cada año hay más de 300 participantes de la zona, que representan un 65% del potencial de los que concluyen el bachillerato cuando ya se ha desarrollado la tradición de llegar a Israel por 5 – 10 meses inmediatamente después de terminar el colegio secundario. Se otorgan becas anuales por la cantidad  de 1.7 a 2 millones de dólares. Cada año vienen unos 100 participantes. “Taglit Birthright”: Aunque este plan era muy atractivo años atrás hubo que cerrarlo ya que el 95% de los niños de la comunidad estudian en colegios judíos (dato especial a señalar) y ya viajan a Israel en su décimo año de estudios en forma organizada por cada colegio por separado. A pesar de todo, el pasado año se volvió a reabrir este programa y se traen dos grupos, invierno y verano, de 90 participantes por año. ¨Onward¨: Este es un programa de 6 semanas de duración en Israel para jóvenes que vienen a hacer el stage profesional en una compañía Startup.  Este verano salió un grupo de 26 participantes de México y tuvo mucho éxito.
C) Existe una institución dentro de la Agencia Judía llamada ¨Bitui¨ que centraliza el trabajo en la educación formal (colegios)  y la no formal (movimientos juveniles). Por ejemplo, se traen seminarios de Israel para la comunidad y todos los colegios, se trabaja en conjunto con el departamento de hebreo de la universidad Hebraica (única universidad judía para América Latina) y esclarecimiento a los alumnos del secundario.
A través de los shlijim, los Enviados Israelíes  de la Agencia Judía a México y otros países  como Costa Rica, Perù y Venezuela se organizan actividades con los movimientos juveniles  y son muy amplias e incluyen encuentros semanales, ayuda educacional y económica para los campamentos, moatzot (consejos), etc.  El año pasado se tomaron los servicios de una compañía de marketing particular para mejorar la imagen de los movimientos juveniles y los resultados fueron excelentes. El número de participantes creció en un 30% anual y también se fundó la moatzá (Consejo) que  reúne a los movimientos en un solo órgano muy significativo para la comunidad. Hay más de una decena de shlijim morim (maestros), en los  colegios de la comunidad judía de Mexico City y una pareja de morim en Monterrey
D) Proyecto Ten: Por iniciativa de la Agencia Judía hace cuatro años atrás se fundó el Centro Ten en Oaxaca adonde llegan grupos de israelíes y judíos de todo el mundo, especialmente de EEUU y Europa, para un período de entre 3 semanas  hasta 3 meses como voluntarios para trabajar con la comunidad local en educación, salud y agricultura. Para este proyecto existe un socio local de la comunidad judía llamado Cadena.

Gustavo Rochman
Gustavo Rochman

Gustavo Rochman, – Director regional para el Cono Sur. Nacido en Argentina, tiene una amplia experiencia en ingeniería, diseño de planes de negocios y trabajo en equipo.
Su oficina está a cargo de Chile con 17.000 judíos, Uruguay con 18.000, Perú, Paraguay – 900, Bolivia – 500, Argentina con 200.000 judíos, 90% en Bs. As. Es la comunidad más grande de la región. Según sus palabras Sudamérica es el hogar de más de 325.000 judíos.
Aliá – Uruguay cuenta con el más alto promedio de aliá por habitante en el mundo, con casi un 5% de su población haciendo aliá en los últimos 10 años. Tamir Gross, el sheliaj a Uruguay, señala que ésta es, sin duda, la comunidad más sionista del mundo, considerada una “reserva natural”.
Actualmente viven en Israel unos 70.000 argentinos y otros 12.000 uruguayos.
Taglit – En 2015 más de 1660 jóvenes argentinos hicieron su primer viaje educacional a Israel.
Masá –  los participantes pueden elegir entre 200 diferentes opciones como, preparación universitaria, entrenamiento profesional y más. Hay programas especialmente diseñados para hispano parlantes. En el 2015 más de 450 jóvenes participaron en un programa de Masá.
Movimientos Juveniles – 11 movimientos juveniles sionistas diferentes funcionan en Argentina, Uruguay, Chile y Paraguay.
Más de 4.000 jóvenes se involucran en las actividades semanales, campamentos de verano, etc. La Agencia apoya con la presencia de 9 shlijim.
Bama – es un Proyecto con características únicas en el mundo, creado en Argentina desde el 2002, provee servicios a 54 escuelas en Uruguay, Brasil, Chile y Argentina, prepara a más de 1.000 educadores judíos formales por año y desarrolla la currícula para más de 5.000 niños y adolescentes.

Sergio Goldstein
Sergio Goldstein

Sergio Goldstein, Director de contacto con comunidades judías para América Latina, Europa y Oceanía, desde mediados del 2016. Nacido en Argentina vive en Jerusalén.
Trabaja para la Agencia Judía en temas de Educación, Jóvenes y Aliá desde el año 2001. Habiendo desempeñado el cargo de sheliaj en Uruguay y “sheliaj-móvil” para España desde Jerusalén, fue responsable de la aliá de varios países entre ellos Venezuela, Chile y Uruguay.
Nos cuenta Sergio:  Básicamente, hoy, muchas de las nuevas tecnologías que se utilizan en el día a día son utilizadas también en lo referente a aliá. Un interesado en aliá se comunica por intermedio de una línea telefónica gratuita que hay en cada país de América Latina, el Global Center, donde el interesado llama para abrir su carpeta y luego todo se maneja prácticamente por internet, subiendo documentos y luego con una entrevista personal. Hay países donde existen oficinas, allí se realizan tanto trabajos grupales como personalizados y en los lugares más chicos se trabaja de manera “internética”.
El Global Center: Uno puede llamar para interesarse por la aliá, recibir respuestas y en línea le dan la información necesaria individualmente. Se puede llamar las veces que lo que crea necesario  desde las 8 de la mañana a 10 de la noche de Israel, de domingos a jueves. Puede hacerse una lista de preguntas y llamar o ir llamando cada tanto para ver cómo avanza el proceso. Pueden “googlear” “Global Center Agencia Judía” y llegar a los teléfonos desde cada país o bien, si no hay línea gratuita, escribiendo al e-mail [email protected]  se les devuelve el  llamado.
Un país preparado: Israel tiene una economía pujante, según los datos de las Naciones Unidas, es una de las 25 economías más fuertes del mundo, por supuesto esto no significa que Israel no tenga problemas, pero es una economía en avance, en producción, exportación y en las inversiones que se hacen. Por lo tanto el olé en un principio tiene toda una red de asistencia para que pueda insertarse en la sociedad, lo que no se da en otros países del mundo. Aquí los inmigrantes que aplican a la “Ley de Retorno” (hasta un/a nieto/a de judío/a) son bien recibidos, y una vez que ese olé tiene las mínimas herramientas para salir al mercado laboral, hay grandes posibilidades de insertarse dado el nivel muy bajo de desocupación existente (5%).  Pensar que uno va a poder llegar a Israel e inmediatamente trabajar en lo mismo que hacía antes, cuando no tiene  el idioma y no conoce la forma de ser del Israelí, es un poco ingenuo. Hay que darle al proceso de aliá un poco de tiempo, y cada olé podrá llegar al potencial laboral que tenía en su país de origen, beneficiado por la economía israelí. La paciencia es clave aquí…
Red de Asistencia: Dependiendo de la edad del olé hay distintos lugares para llegar, ya sean centros de absorción que son apartamentos situados en ciudades importantes de Israel, con un precio económico donde el Olé puede vivir. Hay una serie de beneficios para que el olé pueda dar los primeros pasos con la mayor seguridad posible. Por supuesto ninguna ayuda es suficiente, se trata de dar lo máximo posible y depende mucho de las ganas y la fuerza que le pone el olé mismo al éxito en su absorción, pero sin duda se le brindan muchas herramientas para que ese proceso sea exitoso.
 ¿Porqué un joven querría hacer aliá?
La respuesta está en la palabra futuro, por un lado el futuro judío, dando una continuidad de su vida judía que no siempre está asegurada fuera de Israel, por otro lado un  futuro académico, profesional y económico y de bienestar, que no es solo cuánto dinero tengo, cuan alto es mi sueldo, sino con que tranquilidad vivo, que educación le puedo brindar a mis hijos, como puedo salir a la calle sin temores determinados. En ese sentido Israel brinda una expectativa de  futuro no solo interesante también optimista.
Shinshin – (Shnat sherut) año de servicio, es un programa especial para adolescentes israelíes de 17 años, antes de enrolarse al ejército a los 18. Hacen un año de pre-servicio en una comunidad del exterior y trabajan con los estudiantes de la secundaria en los colegios, en los movimientos juveniles y/o en la comunidad. Se les posterga el servicio militar obligatorio aunque lo hacen luego completo, aprenden otro idioma y todos tienen una vivencia inolvidable, todos ganan ya que los israelíes aprenden a conocer cómo es la judeidad en el exterior y los locales aprenden a conocer la realidad israelí. Son dos mundos que se acercan.

3 Comentarios

  1. Es muy bonito pero se vuelve muy triste cuando intentas hacer Alia por que tu madre es judia pero al no tener el apoyo de una comunidad que te de un “certificado de judeidad” tu Alia queda denegada y la unica opcion que te da la agencia judia es hacer conversion.
    Es realmente muy triste cuando visitas 7 comunidades y todas no te ayudan por que no te consideran como judio por ser de la corriente conservativa , en fin solo espero algun dia poder hacer Alia.

  2. Bla, bla, bla…….Cuando resulta que te ha convertido al judaismo un rabino deshonesto e inmoral, e Israel no te reconoce, denegándote así tu Aliáh y que además le escribes a la Agencia Judía en demanda de mediación y te contesta el Sr. Eliahu Shaul, que tiene un conocimiento muy precario de la lengua castellana, con una serie de argumentos que solo él mismo entiende, entonces y solo entonces te das cuenta para qué sirve la Agencia Judía. Más que esto debería denominarse Agencia Judía de viajes, al parecer éstos los organiza bien. Para otra cosa no es muy eficiente que digamos, deberían emplear el tiempo de los buenos judíos en otros menesteres, hay mucho que hacer en el judaísmo.

  3. Por supuesto me refiero a una conversión ortodoxa pero me temo que no sionista, motivo por el cual no reconocen a este Bet Din. Y además, pertenencia a comunidad ortodoxa sefardita incluída.

Dejar respuesta