Ofrecen rayos de esperanza en la lucha contra el cáncer de piel

0
478

Según científicos israelíes de las Universidad de Ariel y Bar-Ilán

Las altas temperaturas obligan a la gente a utilizar todos los medios de protección que están al alcance de la mano, pero de hecho, el número de personas diagnosticadas con melanoma, la forma más mortífera de cáncer de piel, se ha disparado en las últimas tres décadas. Las personas judías están en mayor riesgo que otras etnias.
Todo indica que no podemos deshacernos de nuestro culto al sol, la mayoría de los melanomas y otros cánceres de piel, están asociados con la exposición a los peligrosos rayos ultravioletas que emite el sol.
La noticia es aún peor para los judíos, aquellos que tienen una mutación del gen BRCA2, aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de mama, ovario, próstata y páncreas o cáncer de piel.
Entre tanto aproximadamente 400 personas de la población general tienen las mutaciones BRCA, entre los judíos la tasa es una de cada 40, esto hace que los judíos sean 10 veces más propensos a desarrollar algún tipo de cáncer relacionado con la mutación del BRCA. Los genes BRCA1 y 2 están involucrados en la reparación del DNA dañado y las mutaciones de estos genes obstaculizan la reparación del DNA.
Las estadísticas con respecto al cáncer de sol deben ser tomadas en serio. Hace apenas diez años, Israel tenía una de las tasas más altas de melanoma del mundo, la mayoría de los melanomas y otros cánceres de piel, están asociados con la exposición a los peligrosos rayos ultravioletas que emite el sol.
A partir de allí comenzó una campaña de educación sobre los peligros de la exposición al sol. Se extendieron los estudios para detectar la mutación del gen BRCA en miles de mujeres y ponerlas en alerta. Estas precauciones lograron colocar a Israel en el puesto 18 del mundo.
El melanoma, aunque representa menos del uno por ciento de todos los casos de cáncer de piel, es responsable de la mayoría de las muertes por cáncer de piel. Para los pacientes cuyo melanoma se detecta en sus comienzos la tasa de supervivencia a cinco años es de alrededor del 98 por ciento. Sin embargo, la tasa de supervivencia cae precipitadamente si la enfermedad ha alcanzado los ganglios linfáticos, 62% de los pacientes después de cinco años, o si hacen una metástasis y se propaga a otros órganos pasa a ser del 18%, según la Sociedad Americana del Cáncer.
El Dr. Gabi Gerlitz de la Universidad de Ariel investiga el funcionamiento interno de las células del melanoma que migran para convertirse en metástasis, con la esperanza de descubrir cómo bloquear el proceso. Según este científico el 90% de las muertes son a causa de las metástasis. Este equipo comenzó a estudiar el ADN en los núcleos de las células migratorias del melanoma y se encontraron que el ADN se contrae cuando la célula empieza a emigrar cómo si se estarían preparando para un viaje.
Cuando los pacientes tienen cáncer, el 90% de ellos mueren a causa de la migración de las células cancerosas a los órganos vitales, no del tumor original, señala Gerlitz. La pregunta es, ¿cómo migran las células?
Gerlitz y su equipo comenzaron estudiando el ADN en los núcleos de células de melanoma migratorias. Encontraron que el ADN se contrae cuando la célula empieza a emigrar. Una vez que descubrió este proceso, comenzó a estudiar cómo y cuándo esta contracción afecta al gen y suponen que una vez que entiendan cuál es el cambio en las células, podrán hallar la forma de atacarlo para tratar a los pacientes.
En la Universidad de Bar-Ilán, el Dr. Cyrille Cohen, jefe del laboratorio de inmunología e inmunoterapia tumoral, está usando una subvención de investigación del ICRF sobre la inmunoterapia del cáncer sobre cómo estimular y mejorar el sistema inmunológico del cuerpo para prevenir o tratar el cáncer. ■

Dejar respuesta