Netanyahu insistirá en que Irán salga de Siria en su reunión con Putin

1
635
Biniamín Netanyahu y Vladimir Putin Foto: Kremlin.ru CC BY-SA 4.0 i

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, se reunirá mañana con el presidente ruso, Vladímir Putin, e insistirá en que Irán debe permanecer fuera de Siria, en medio de la actual ofensiva gubernamental en el territorio del sur.

El jefe de Gobierno se reunió, horas antes de salir, con el enviado especial del presidente ruso, Alexander Lavrentyev, y el viceministro de Relaciones Exteriores del país, Sergei Varshinin, y responsables de la seguridad nacional, para adelantar el contenido del viaje.

Netanyahu abordará el acuerdo de entendimiento que mantiene con el Kremlin para limitar la presencia de tropas iraníes en Siria que luchan como aliadas del régimen de Bashar al Assad y son la mayor preocupación para Israel, pero los analistas dudan de que pueda mantenerse en esta “nueva fase” del conflicto.

En Rusia, el primer ministro “dejará claro que Israel no tolerará el establecimiento militar de Irán o sus satélites en ninguna parte de Siria, y que Siria debe cumplir estrictamente con el acuerdo de separación de 1974”, declaró un comunicado oficial sobre la necesidad de mantener el pacto de armisticio firmado con Siria en ese año, y que prohíbe a las tropas sirias estacionarse en esa zona.

Netanyahu ha denunciado además que Irán quiere aprovechar el conflicto sirio para abrir un frente contra su país en los Altos del Golán, la meseta siria cuya parte occidental Israel conquistó en la Guerra de los Seis Días de 1967.

El mandatario israelí enmarca esta nueva reunión en la coordinación que los países mantienen en el país vecino y por la que están en permanente contacto telefónico, como ha reconocido Putin.

La Presidencia rusa indicó que ambos líderes tienen previsto debatir “asuntos de actualidad de la cooperación bilateral y de la agenda internacional, incluidos el arreglo palestino-israelí y la situación en Siria”.

La reunión de Putin con Netanyahu tendrá lugar a menos de una semana de la cumbre que el presidente ruso y su homólogo estadounidense, Donald Trump, celebrarán en Helsinki y en la que Siria un asunto prioritario.

Desde que en septiembre de 2015, Rusia entrara a intervenir militarmente en Siria en apoyo a Assad, Israel ha mantenido cierta libertad de actuación mediante bombardeos contra objetivos para impedir que Teherán afiance su presencia militar en Siria.

Son habituales los ataques aéreos contra posiciones del grupo terrorista libanés chií Hezbollah y centros militares con presencia iraní atribuidos Israel, cuya autoría no suele asumir, el último el pasado domingo y que respondió el régimen sirio.

“Putin quiere asegurase de que el Ejército sirio recupera toda Siria, y en esta nueva fase los ataques israelíes van a ser un problema. ¿Pueden los líderes mantener los acuerdos que tenían, que era permitir las acciones israelíes, o algo va a cambiar en esa cooperación?”, argumenta el analista israelí de Crisis Group, Ofer Zalzberg.

El titular de Defensa, Avigdor Lieberman, viajó a finales de mayo a Moscú con el mismo fin y aunque se informó de un entendimiento entre los dos países, no se alcanzó un acuerdo final. EFE y Aurora

1 Comentario

  1. El acuerdo de “cooperación” entre Rusia e Israel va a durar solo que que haga falta mientras Putin termina de reestablecer el poder de su cliente Hassad en todo Siria.

Dejar respuesta