Mustonen, la Sinfónica Rishon Letzion y Dvorak

0
213
Andrés Mustonen

La Orquesta Sinfónica de Rishon Letzion, bajo la batuta de Andrés Mustonen, ofrecerá en el próximo concierto una  presentación  especial del Requiem de Dvorak, que es en sí un emocionante documento musical. Contará con la participación de coros y solistas de Israel y el mundo: la soprano israelí Alla Silbitzki y de Estonia la mezzosoprano Mónica Evelyn Liv, el tenor de Oliver Kosik  y el cantante bajo Priit Volmer. El Réquiem, que incluye un coro especialmente grande, será interpretado por dos coros.

Los conciertos tendrán lugar en Rishon Letzion, Rehovot y Tel Aviv entre el 12 y el 16 de abril.

Andrés Mustonen es un conductor y violinista de Estonia que no necesita presentación, pero se debe destacar que sus apariciones se pueden caracterizar como muy personales y particulares. Dedica la mayor parte de su trabajo como director de obras dramáticas y sinfonías dramáticas y es muy activo en la realización de obras de compositores de su generación, además de embarcarse como parte de  procesos creativos. Continúa dirigiendo el grupo “Hortus Musikus” (jardín musical), formada por un grupo de estudiantes de música y también es el fundador y director del Festival Tallinn.

Los dos coros son: El Coro de Cámara de la Academia de Música y Danza de Jerusalén, fundado por Avner Itai, cuenta con gran reconocimiento, tiene treinta y dos miembros, la mayoría de ellos estudiantes o graduados de la Academia de Música de Jerusalén y el Coro de Emek Hefer fundado en 1965 por Henry Klausner,  tiene 50 miembros principalmente de las comunidades de Emek Hefer y el área circundante y está dirigido por Shimon Lev Tov.

Antonin Dvorak escribió su Requiem y “Novello”, se hizo cargo de una edición impresa a principios de 1891 y al final de ese año Dvorak dirigió el trabajo en Birmingham, Inglaterra. Cuando compuso esta pieza, era una forma musical que había pasado los límites del culto religioso a la arena secular; De la iglesia a las salas de conciertos. Dvorak comenzó a trabajar en el Réquiem con una considerable experiencia dramática. La inspiración para la creación de este Réquiem incluye una variedad de estilos, diferentes técnicas de composición relacionados con dos mil años de la fe cristiana.

 

Dejar respuesta