Los palestinos tratan de evitar la “luna de miel” de Israel y los países árabes e islámicos

0
438
Idriss Déby y Benjamín Netanyahu Foto GPO Amos Ben Gershom vía Flickr

El deshielo de las relaciones entre Israel y varios países árabes y musulmanes del Oriente Medio y África está angustiando a los funcionarios de la Autoridad Palestina (AP), al ver que el apoyo a su causa se desvanece vertiginosamente entre los “aliados naturales”.

Nabil Saath, un alto asesor del presidente palestino, Mahmoud Abbás, le dijo al diario Haaretz que Ramallah está tratando de convocar a una reunión de emergencia de la Liga Árabe y a la Organización de Cooperación Islámica ante la preocupación de que países tales como Chad, Sudán, Bahréin, Omán y Arabia Saudita se está aproximando a la normalización de los lazos con Jerusalén, vínculos que han sido prohibidos por resoluciones de esas dos organizaciones “paraguas”.

En la última cumbre de la Liga Árabe en el mes de abril, los miembros del organismo firmaron un comunicado prometiendo no hacer acuerdos de reconciliación sin que se llegue a una solución acordada sobre la cuestión palestina.

“Lo que hemos estado viendo en las últimas semanas, comenzando con la visita de Netanyahu a Omán y la visita a Israel del presidente de Chad, y ahora se habla de Bahréin y Sudán y los vínculos de un tipo u otro con Arabia Saudita, genera interrogantes y, por lo tanto, es necesario aclarar la posición árabe e islámica”, apuntó Shaath.

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, felicitó al presidente de Chad, Idriss Déby, en su visita histórica al Estado judío, que sienta las bases para normalizar las relaciones con tres países de población mayoritariamente musulmana, Sudán, Mali y Níger, según un informe del Canal 10.

El presidente de Chad le dijo a los líderes israelíes en Jerusalén que quiere restablecer las relaciones diplomáticas cuanto antes.

Según los reportes, Israel también está actuando para normalizar las relaciones con Bahréin, en un impulso para forjar relaciones más abiertas con el mundo árabe bajo el telón de fondo de las cambiantes alianzas en el Medio Oriente suscitadas por preocupaciones compartidas sobre las ambiciones hegemónicas de Irán.

Durante la conferencia de prensa conjunta en Jerusalén con Déby, Netanyahu aseveró que “habrá más visitas de este tipo muy pronto en los países árabes”, sin ofrecer más detalles.

Dejar respuesta