Los judíos en el deporte antes del Holocausto – Una exhibición online de Yad Vashem

2
5628

En diciembre de 1938, dos meses después de llegar a la Argentina, con 19 años, Ingeborg Mello batió el récord sudamericano de lanzamiento de bala. Pero su presencia en esa competición no era totalmente casual. Tampoco significaba el comienzo de su carrera en el atletismo, en la que descolló, representando a su país adoptivo en numerosos torneos continentales y en los Juegos Olímpicos. Mello era en realidad una refugiada del régimen nazi. En su país de origen, Alemania, no le estaba permitido competir en torneos oficiales por no ser totalmente “aria” (su madre, Clara Karp, era judía). Una foto que aparece en la exhibición online de Yad Vashem “Judíos en el deporte antes del Holocausto: una retrospectiva visual”, la muestra participando en un torneo judío de atletismo realizado en Berlín en julio de 1937.

melloIngeborg Mello fue una de muchos deportistas judíos que sufrieron las persecuciones y discriminaciones  del régimen nazi y en numerosos casos fueron víctimas del Holocausto. Uno de estos fue Attila Petschauer de Hungría. Pestschauer fue un esgrimista olímpico y ganó una medalla de oro por equipos y una de plata individual en los Juegos Olímpicos de Ámsterdam en 1928 y una de oro por equipos en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1932. En 1943 fue asesinado en un campo de concentración por un oficial que había sido compañero suyo de equipo en las Olimpíadas. Su historia inspiró la película “Sunshine” de István Szabó. Attila Petschauer está también conmemorado en una Hoja de Testimonio entregada a Yad Vashem por un familiar.

Desde hacía varias generaciones los judíos formaban parte del entramado social de los países en los cuales residían, en todos los aspectos de la vida: obreros, médicos, artistas, políticos, industriales, etc. Eran, sencillamente, personas corrientes. La igualdad de derechos otorgada en numerosos países les había permitido integrarse en las sociedades en las cuales residían, sin por ello tener que renegar necesariamente de su identidad o su afiliación religiosa.

En la mencionada retrospectiva visual el sitio web de Yad Vashem cumple con uno de los objetivos de la institución: la conmemoración de las víctimas del Holocausto en tanto individuos, ciudadanos de a pie, gente que encontramos diariamente a nuestro paso. Personas que trabajaban, estudiaban, reían, lloraban, perseguían objetivos y también practicaban deportes, en algunos casos en el más alto nivel.

En ocasión de los juegos Olímpicos de Río de Janeiro, competición que pone el acento sobre valores universales de confraternidad y tolerancia, Yad Vashem, a través de su sitio web y de las redes sociales (Facebook, Tweeter, Youtube, Pinterest, etc.) conmemora a las víctimas del Holocausto y a los Justos de las Naciones deportistas que arriesgaron sus vidas para salvar judíos, y que en ocasiones pagaron con ellas por su demostración de solidaridad humana. También a ellos se ha dedicado una exhibición online, titulada “El juego de sus vidas”. En esta se recuerda, por ejemplo, al futbolista, empresario y oficial de la resistencia polaco Tadeusz Gebethner, quien rescató a judíos impulsado por un imperativo humano esencial. Gebethner murió en octubre de 1944 por heridas contraídas cuando combatió en el levantamiento de Varsovia  de agosto de ese año.

 Jorge Gon, Coordinador del sitio web de Yad Vashem en español

 

 

 

 

 

2 Comentarios

  1. El equipo estadounidense apartó a atletas judíos en la carrera de relevos por presiones de los nazis. Aquello era una vergüenza

  2. El equipo estadounidense apartó a atletas judíos en la carrera de relevos por presiones de lv1T1WxnGos nazis. Aquello era una vergüenza

Dejar respuesta