Lo que no se dijo en los discursos de la ONU

0
859
Foto Kremlin

 Gastón Saidman *

Durante años, la ONU ha sido un campo de batalla para los palestinos, debido a la bien conocida mayoría automática y a las problemáticas resoluciones del Consejo de Derechos Humanos.

La sesión de la Asamblea General podría ser un punto de desviación, a la luz del discurso del presidente estadounidense Donald Trump, en el que no sólo ignoró el problema palestino, sino que también amenazó a la ONU con recortes presupuestarios si continúa con el camino que ahora está dirigiendo.

Trump no mencionó a Israel en este contexto, pero sí marcó el énfasis del Consejo de Derechos Humanos, como un cuerpo negativo y desequilibrado que se enfoca en las decisiones contra Israel, este fue un mensaje claro para todos.

Indirectamente, Trump insinuó a los palestinos que si seguían presionando a Israel en las instituciones de la ONU, ponían en peligro el futuro de la organización.

La presión – no sólo de Trump

El discurso del presidente egipcio Abd Al-Fatah Sisi también fue problemático para los palestinos. Egipto no habló de los palestinos ni se dirigió en contra de Israel, sino que insinuó a medio camino, como una especie de mediador.

En su discurso, al-Sisi no mencionó las líneas de 1967, y llamó a los palestinos a “respetar al otro”. La pista era muy clara, el significado era – Israel. Además, el presidente egipcio insinuó la posibilidad de que los árabes tomaran exclusividad las conversaciones sobre el conflicto y las transferirían a los países árabes en el marco de la famosa iniciativa árabe.

Los palestinos, por su parte, se niegan a aceptar el principio mismo de las conversaciones, y ciertamente se oponen a que otros quieran  negociar con Israel en su nombre.

 El discurso de Abbás estuvo bajo presión

Los países árabes presionaron a Abbás para que moderara sus comentarios, pero hasta ahora se negó a cumplir. Según nuestras fuentes palestinas, Abu Mazen insistió en que pronunciara un duro discurso en el que exigiría el patrocinio internacional de los palestinos.

Antes del discurso se realizó una reunión de coordinación inter-árabe con los palestinos en El Cairo. La reunión tuvo lugar, pero explotó debido a un intercambio de acusaciones entre Qatar y Arabia Saudita, y el tema palestino no fue discutido. Lo que sí sabemos es que antes de subir a dar su discurso, Abbás se reunión con Donald Trump, creemos que esta ultima reunión fue lo que finalmente pudo influenciar en lo dicho.

Abbás: un discurso decepcionado

El discurso del Presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbás en las Naciones Unidas reflejó con exactitud la situación de los dirigentes palestinos en Ramala. Lleno de ira y frustración por el estancamiento en el proceso político y la negativa de Israel y Estados Unidos a adoptar el principio de una solución de dos Estados como modelo para la paz entre Israel y los palestinos.

Según parece ser, Trump junto con Israel, estarían planificando un plan de paz del cual Abbás no fue informado, esto sería un grave error, ya que se notó en su discurso que el líder palestino se siente un poco desconectado, teniendo en cuenta la guerra política interna que le espera al volver con Hamás.

Pudimos notar que en su discurso continuó lanzando amenazas indirectas, e indicios del colapso del proceso político, pero igual tiene cuidado de no “romper las herramientas finales” mientras el gobierno de Trump no presente el plan de paz que está formulando para resolver el conflicto israelí-palestino.

Como Arafat, Abbás amenazó con disolver la Autoridad Palestina, pero marcó que aunque sean una autoridad sin un gobierno, tienen el interés de no volver a activar el terror o la violencia contra Israel.

La solución de dos Estados está en peligro hoy, y Abbás siente que no puede  permanecer indolente frente al problema. Para eso, destacó que tomará medidas o buscará soluciones alternativas para lograr una solución.

De hecho, Mahmoud Abbás admitió en su discurso no tenía respuestas a las políticas de Israel o del gobierno de Trump, se aseguró de abstenerse al hablar del terrorismo y la violencia, pero no ofreció un solo paso concreto para influir en la política del gobierno israelí.

La oposición palestina también advirtió que no había nada nuevo en el discurso de Mahmoud Abbás. La organización terrorista Hamás emitió una declaración de que su discurso confirmaba el fracaso de las negociaciones con Israel. En su lugar sintieron que solo se rogó al mundo por la comunidad internacional para conceder a los palestinos sus derechos. Hamás criticó el discurso, por no distinguir entre el terrorismo y la resistencia palestina a la ocupación, según su postura.

Tenemos que tener en cuenta que Mahmoud Abbás se encuentra en un dilema. Dentro de la Autoridad Palestina en estos momentos vive uno de sus peores conflictos con Hamás, y por otra parte, se encuentra perdido ante la política de Trump, quien lo mantiene al margen de sus decisiones.  Quizás por esta razón se abstiene a dar un comentario seguro y concreto, para saber cómo seguirá esto debemos esperar hasta fin de año, cuando Donald Trump presente una solución al conflicto según lo que el piense que es correcto. Desde ya creo que puedo definir que de esto no saldrá nada positivo.

* Grupo Amora de analistas de Oriente Medio

Dejar respuesta