La Policía de Israel recomienda acusar de soborno al abogado personal y primo de Netanyahu

0
156
Benjamín Netanyahu en el submarino INS Rahav Foto: GPO Kobi Gideon

La Policía de Israel recomendó acusar de soborno y lavado de dinero a David Shimrón, abogado y primo del primer ministro, Benjamín Netanyahu, y al ex jefe de su oficina David Sharán, en el llamado Caso 3000, sobre una compraventa supuestamente irregular de submarinos a Alemania, informó un portavoz policial.

La Policía declaró cerrada la investigación y anunció que tiene pruebas de que Shimrón “cometió soborno y lavado de dinero” y asegura que Sharán es sospechoso de haber cometido “soborno, fraude, abuso de confianza, conspiración para cometer un delito, lavado de dinero y delitos en virtud de la Ley Electoral”, detalla un comunicado policial.

Sin embargo, los investigadores absuelven a la tercera persona de gran cercanía al primer ministro afectada en el caso, su asesor Yithak Molho, también abogado y del que aseguran que no hallaron “pruebas suficientes de que cometiera delitos”.

La Unidad de Fraude de la Policía investigaba la supuesta trama de corrupción y fraude en la compra de tres submarinos y cuatro buques de guerra al consorcio alemán ThyssenKrupp AG para la Marina israelí desde 2017, cuando la Fiscalía le pidió que abriera una investigación por posible conflicto de intereses en la operación.

Cuando se firmó la compra, el empresario y ex oficial de la Marina Michael (Miky) Ganor era el representante de la corporación germana, y Shimrón era su abogado, además de ser también el abogado personal del primer ministro y de su esposa, Sara, lo que se consideró un claro conflicto de intereses, ya que el Gobierno tenía la última palabra para decidir la adquisición de los submarinos.

También han resultado involucrados en el asunto varios ex altos cargos de Defensa y del Ejército, un caso sin precedentes en la historia de Israel, donde el estamento militar no ha estado manchado por casos de corrupción de esta envergadura.

Según las conclusiones de la investigación policial, “Shimrón actuó en representación de Ganor como representante de la corporación alemana para promover el acuerdo” con Israel, “mientras usaba su estatus y cercanía al el primer ministro”.

Además, el letrado “recibió pagos sospechosos que se definieron como una ‘recompensa por el éxito'” de la operación, y se le habrían pagado 270.000 shekels (alrededor de 64.365 euros) “por ‘abrir las puertas’ e influir a empleados públicos para promover el negocio de Ganor en la compra de los submarinos”.

Durante el procedimiento, Netanyahu fue interrogado sobre este caso en calidad de testigo.

En los últimos años el jefe del Ejecutivo ha estado relacionado con cuatro casos de corrupción, en dos de los cuales ha sido declarado sospechoso por la Policía.

Su esposa Sara está acusada formalmente de abuso de confianza y malversación de fondos del Estado para el pago de cientos de lujosas comidas y servicios de chef privados, por lo que la próxima semana deberá comparecer ante un tribunal para una segunda vista judicial. EFE

Dejar respuesta