La marihuana medicinal ayuda a los niños con parálisis cerebral

1
590
Marihuana medicinal - Foto Wikipedia

La marihuana medicinal mejoró significativamente la condición de los niños que sufren de parálisis cerebral, según un estudio del Centro Médico Wolfson, cerca de Tel Aviv. Según los resultados provisionales, el tratamiento con aceite de cannabis redujo los síntomas del trastorno y mejoró las habilidades motoras de los niños. También mejoró la calidad del sueño de los niños, los movimientos intestinales y el estado de ánimo general.
El estudio de 40 niños, conducido con la compañía medicinal de cannabis Tikun Olam, comenzó alrededor hace tres años. Hasta el momento han participado 36 niños entre 1 y 17 años, 20 han completado la etapa de prueba y una gran mayoría continúa el tratamiento con marihuana medicinal.
“Incluimos los casos más difíciles en el estudio, con el nivel más alto de trastornos motores”, manifestó la neuróloga infantil Luba Blumkin, que dirige el proyecto.
“Por lo general, el trastorno motor viene con otros problemas, como problemas con las deposiciones que causan dolor, problemas ortopédicos que causan dolor, y problemas para tragar y masticar, lo que hace necesario alimentar a algunos de los niños por el tubo directamente en el estómago. El dolor, que aumenta con el tiempo, causa problemas para dormir y hace que el tratamiento sea difícil porque cada contacto es doloroso”.
En los primeros dos meses del estudio, los investigadores examinaron si había algún cambio en la condición de cada participante. Después de dos meses de estabilidad, los participantes recibieron aceite de marihuana tres veces al día por vía oral o mediante un tubo de alimentación. Los pacientes siguieron tomando la medicación que habían usado anteriormente.
“Utilizamos varios índices de evaluación para la efectividad del tratamiento, como el efecto sobre la espasticidad (contracción muscular), la distonía (movimiento involuntario) y los cambios motores, como si el niño se enrolla o extiende la mano mejor. También comprobamos efectos como humor, sueño, estreñimiento, dolor y calidad de vida”, expresó Blumkin.
Tres o cuatro meses después, la condición de los niños mejoró. “La diferencia más prominente estadísticamente fue en la función motora”, dice. “Hubo también menos dolor y mejoría en el sueño y los movimientos intestinales”.
Aún así, no se espera que el aceite de marihuana reemplace a otros medicamentos que toman los niños. “El tratamiento de la marihuana es un buen suplemento y, según lo que hemos visto hasta ahora, es seguro y no tiene efectos secundarios”, dijo Lihi Bar-Lev Schleider, gerente de investigación de Tikun Olam. “Pero no se puede usar como el único tratamiento. Ahora tenemos que encontrar la manera más efectiva de proveer el tratamiento de marihuana”.

1 Comentario

Dejar respuesta