Kahlon respalda medida de ley estatal que sanciona viviendas segregadas

5
449

El ministro de Finanzas defiende un controvertido proyecto de ley que permite comunidades únicamente de judíos, dice que los israelíes de diferentes orígenes étnicos tienen diferentes necesidades sociales y de seguridad.
Al mismo tiempo afirmó que, Israel ya tiene numerosos barrios segregados para la comunidad ultraortodoxa en Israel. La cláusula de la legislación patrocinada por Likud, que el gobierno espera haber aprobado para fin de mes, le permitiría al estado autorizar a una comunidad compuesta por personas que tengan la misma fe y nacionalidad mantener el carácter exclusivo de esa comunidad. Este texto se considera que permite a las ciudades excluir a los ciudadanos árabes, o incluso a otras comunidades judías y ha sido criticada en Israel.
Políticos, asesores legales y otros han advertido que la cláusula 7B del llamado proyecto de ley del Estado judío es discriminatoria y podría ensombrecer a Israel en el ámbito internacional.
El presidente Reuven Rivlin, cuyo papel es principalmente simbólico, expresó su preocupación por el proyecto de ley en una rara intervención en la política israelí en días recientes. En una carta a los legisladores, Rivlin advirtió que la legislación en su forma actual podría dañar al pueblo judío en todo el mundo y en Israel, e incluso podría ser utilizada como arma por nuestros enemigos.
El presidente saliente de la Agencia Judía, Natan Sharansky, el fiscal general Avichai Mandelblit y el asesor legal del Knesset Eyal Yinon también han levantado oposición al texto, que de aprobarse podría convertirse en parte de las leyes básicas del país que sirven como una constitución de facto.
El judaísmo ya se menciona en todas las leyes del país y las autoridades religiosas controlan muchos aspectos de la vida, incluido el matrimonio. Pero las once Leyes Básicas existentes tratan principalmente con instituciones estatales como el Kneset, los tribunales y la presidencia, mientras que la Ley Básica: Dignidad Humana y Libertad define el carácter democrático de Israel.
El proyecto de ley del Estado nacional judío fue presentado por primera vez por el Likud en 2014, pero, frente a las críticas de los miembros de la oposición y los miembros liberales de su propio partido, fue archivado poco después. Desde entonces, los legisladores derechistas han redactado una serie de versiones de la legislación, pero ninguna ha sido aprobada por la Knéset como ley.
La última versión pasó su primera lectura de la Knéset en mayo y recibió un impulso del primer ministro Netanyahu,, recientemente, quien anunció su intención de impulsar la ley para que se convierta en ley antes de que finalice la sesión actual de la Knesset.
Netanyahu dijo a los ministros que quería que se aprobara el proyecto de ley en su forma actual, diciendo que incluía compromisos hechos a sus socios de coalición. Sin embargo, el jueves, informes en medios de comunicación en idioma hebreo dijeron que el presidente de la “Casa Judía” Naftali Bennett, acordó suavizar el texto en un intento por aprobar el proyecto de ley antes del final de la sesión legislativa.
Además de la cláusula sobre comunidades exclusivas, la ley también establecería el hebreo como el idioma oficial de Israel. El árabe sería relegado de un idioma oficial a uno con “estatus especial”, lo que aseguraría a sus hablantes el derecho a servicios estatales accesibles.
La ley también declarará que Jerusalén es la capital de Israel, hará explícita la conexión entre el pueblo judío de la diáspora y el estado y fijará el calendario hebreo como el calendario oficial del estado, así como también reconocerá el Día de la Independencia, los días de conmemoración y las fiestas judías.■

5 Comentarios

    • por otra parte ya hay localidades segregadas….no hay judios en umm el fahem ni laicos en bnei brak…otra cosa es convertir esto en ley…si quieren evitar que los arabes se vaya a vivir a localidades judias que construyan mas casas en localidades arabes y olvidense de leyes racistas.

  1. Claro que es neo-nacionalsocialismo! …. Una cosa es que yo prefiera vivir en Bnei Brak o en Florentin, en Tel Aviv , y otra muy distinta que haya barrios segregados donde No se permita que viva gente distinta de la que el barrio permite , o la ciudad. Todas las legislaciones modernas dicen claramente del derecho de circular, habitar, residir, trabajar, estudiar o pensar lo que uno quiera. Limitar el derecho de vivienda en un lugar determinado por origen, religión, ideología, sexo, es claramente una discriminación negativa.

Dejar respuesta