Israel celebra el primer día de Janucá, el festival de las luces

1
620
Janucá en la Muralla de la Ciudad Vieja de Jerusalén Foto: Orilubin Wikimedia CC BY-SA 3.0

La festividad judía de Janucá, conocida también como Fiesta de las Luminarias, comenzó hoy en Israel para celebrar la recuperación del Segundo Templo de Jerusalén y un milagro que, según la tradición, hizo que al terminar la guerra contra los griegos el aceite  del  que tenían los judíos para un día durara ocho.

“Por eso, cada año encendemos durante ocho días una vela, para recordar ese milagro que sucedió durante la revolución de los judíos macabeos contra la tiranía de los griegos”, explicó Mali Maimon, religiosa ortodoxa y maestra de jardín de infantes en la ciudad de Holón.

La historia relata que durante el siglo II a.C., durante el gobierno de la dinastía helénica selúcida de Antíoco IV Epífanes, un movimiento de liberación judío, autodenominado macabeos -“Macabeo” era el apodo del líder, Iehuda (Judas), que significa “martillo”-, emprendió una guerra de guerrillas contra los griegos y aquellos judíos helenizados que habían prohibido sus prácticas religiosas.

Y lo que empezó como una reivindicación religiosa acabó convirtiéndose en una lucha política: los macabeos fundaron la dinastía real asmonea, proclamando la independencia judía en la Tierra de Israel durante un siglo, del año 164 al 63 a.C.

La leyenda cuenta que en el Segundo Templo, recuperado de los helénicos, fue limpiado de los iconos paganos y el aceite que debía encender el candelabro (“menorá”) un solo día lo hizo durante ocho.

“Dejando los milagros aparte, la fiesta que celebramos es realmente la historia de unos fanáticos religiosos contra otros fanáticos religiosos, pero cuando digo esto mi mujer se enfada, porque no quiere que estropee la fiesta a las niñas”, comparte Moshe V., un informático de Tel Aviv y padre de dos hijos.

“Nosotros celebramos Janucá porque es una manera de mantener la tradición, aunque no seamos religiosos: además, las ‘sufganiot’ (dulce frito con mermelada en su interior) son irresistibles, sobre todo las que hago yo, y a mí me gustaba cuando era niña”, añadió Orit Alkalai, terapeuta y madre de dos niños.

Orit explicó que sus hijos fabrican adornos que representan elementos de la fiesta, como lámparas de aceite y motivos de fuego, que penden por toda la casa.

Durante ocho días es costumbre en Israel, entre laicos y religiosos, reunirse para encender la vela del día en el candelabro llamado “janukiá”, de nueve brazos (uno por cada día y otro reservado para la vela que prende a las demás), cantar canciones y comer alimentos relacionados con el aceite. EFE y Aurora

 

1 Comentario

  1. Comparto plenamente lo que opinó ese señor Moshé V. de profesion informático y padre de dos hijos.
    Es tal cual.
    En aquella epoca muchos judios se sintieron seducidos por la cultura griega, que daba mucha importancia a la filosofía, a las matematicas, a lageometría, a la medicina , a la astronomía y al teatro.
    Nada de esto se habia desarrollado dentro del Pueblo Judio en epocas del primer y segundo templo.
    En esos tiempos el pueblo judio era profundamente religioso, alejado de las ciencias y del arte.
    Los judios que sintieron atraccion por el desarrollo cultural de los griegos y la magnificencia heredada de Alejandro Magno por parte de los seleucidas, fueron considerados traidores.
    Esa region , conquistada por Antioco Epifanes cayó bajo la influencia seleucida a tal punto que ese imperio impuso un sumo sacerdote llamado Jason, quien construyó un gimnasio, un teatro y auspició el estudio de disciplinas como teatro, matematicas etcetera.
    La fascinación por la cultura griega llegó a tal punto, que muchos jovenes quisieron participar en las olimpiadas, y dado que en esas competencias habia que estar desnudo, muchos sintieron vergüenza de estar circuncidados, razon por la cual simulaban mediante engaños el “acropostion” que exhibian los atletas griegos.
    Este tipo de conductas fue colmando la paciencia de los judios mas radicalizados . A cambio de dinero , Menelao sucedió a Jason en el sumo sacerdocio. Menelao fue aun mas lejos en el deseo de helenizar al pueblo judio, intentando introducir el culto a los dioses griegos. Fue cuando se inició la gran revuelta judia de los macabeos.
    No fue una lucha de los judios contra los griegos, como nos enseñan en la escuela o en los templos: fue una verdadera guerra civil entre judios helenizantes y judios radicales y tambien entre éstos y los griegos.
    Me animo a decir que si los helenistas no hubieran ido tan lejos , intentando imponer los dioses griegos y solamente se hubieran limitado a fomentar el estudio de las matematicas, la astronomia, la geometria, la medicina y la filosofia , el pueblo judio se habria enriquecido y muy diferente habria sido la historia.
    Lamentablemente (y mas de uno me va a criticar por decir esto) HASTA HOY EN DIA, los judios mas ortodoxos le escapan al estudio de las ciencias, la matematica, la astronomia, etcetera.

Dejar respuesta