Informe de Política Monetaria para la primera mitad del año 2018

0
732
  • Política Monetaria: Este informe reseña las cinco primeras decisiones tomadas en materia de tasas de interés, el 10 de enero, el 26 de febrero, el 16 de abril, el 28 de mayo y el 9 de julio. En estas decisiones, el Comité Monetario dejó la tasa de interés históricamente, baja del 0.1 por ciento que se estableció en marzo de 2015.

Las decisiones se tomaron en un contexto de baja inflación, política monetaria acomodaticia en la mayoría de las principales economías, la relativa estabilidad del tipo de cambio efectivo del shekel, la moderación en el mercado de la vivienda y la mejora de la eficiencia económica en Israel y en el extranjero. Durante el período revisado, el Banco Central de Israel continuó interviniendo en el mercado de divisas, y a partir de febrero, intervino como parte del programa para compensar los efectos de la producción de gas natural.

  • La inflación real y las expectativas de inflación: La mayoría de los indicadores apuntan a un aumento moderado entorno a la inflación. La tasa de inflación anual ha estado en una tendencia al alza desde julio de 2017, y hasta el final del período revisado, sería del 1.3 por ciento, habiendo ingresado a la banda fijada como meta por primera vez en cuatro años. El aumento en el entorno inflacionario se reflejó en el aumento en la tasa de variación de precios en las lecturas de índice más recientes y en el hecho de que las expectativas de inflación a corto y mediano plazo alcanzaron la porción inferior del rango meta. La evaluación de los miembros del Comité Monetario fue que la tasa baja de inflación a una tasa reducida en Israel no refleja la debilidad en la demanda interna, sino principalmente el desarrollo del lado del suministro.
  • Actividad económica real: Los datos positivos sobre la actividad real recibidos llevaron al Comité Monetario a determinar que la economía está creciendo a un ritmo cercano a su tasa de crecimiento potencial y continúa moviéndose hacia un mayor equilibrio, ya que tiende más a las exportaciones y menos al consumo privado. La fortaleza económica también se reflejó con un alto nivel de vacantes laborales junto con una baja tasa de desempleo, una tasa de empleo alta récord y un aumento significativo en los niveles salariales, por el sector empresarial.
  • La tasa de cambio: durante el período revisado, la tasa de cambio efectiva del shekel se mantuvo en un nivel relativamente estable. A pesar de la estabilidad del año pasado, la evaluación de la mayoría de los miembros del Comité Monetario fue que el tipo de cambio real sigue siendo apreciado.
  • El mercado de la vivienda: después del aumento de los precios de las viviendas durante aproximadamente una década, las subas se detuvieron desde mediados de 2017 hasta enero de 2018, disminuyendo durante ese período en un acumulado de 2,5 por ciento. Entre febrero y abril, los precios se mantuvieron estables. El Comité Monetario evaluó que la disminución fue el resultado tanto de la moderación de la demanda como del hecho de que la oferta se expandió en los últimos años.
  • La economía global: La actividad económica real mundial y el comercio mundial continuaron mejorando, durante el tiempo de la revisación del informe. Las organizaciones económicas internacionales examinaron los pronósticos ascendentes de la actividad económica real global, hacia la mitad del período, el riesgo en la mitigación del continuar el desarrollo aumentó debido a las crecientes preocupaciones de la guerra comercial entre los Estados Unidos y China. La inflación en la mayoría de las principales economías se mantiene por debajo del 2 por ciento, pero en los Estados Unidos aumentó a más del 2 por ciento. La Fed aumentó la tasa de fondos federales dos veces, a 1,75-2 por ciento, y el mercado espera dos aumentos adicionales hasta el final de 2018. El BCE mantuvo su política de tasas de interés negativas, pero comenzó a reducir su flexibilización cuantitativa, e incluso declaró que en el a partir de 2019 detendrá el programa por completo.
  • Previsión del personal del Departamento de Investigación: según el último pronóstico del Departamento de Investigación, realizado en julio de 2018, se espera que el PBI crezca un 3,7% en 2018 y un 3,5% en 2019. Se espera que la inflación anual permanezca dentro del rango objetivo durante la segunda mitad de 2018 y en un total del 1.2 por ciento al final del año. Se espera que la inflación en 2019 sea del 1.5 por ciento. El pronóstico para la tasa de interés del Banco Central de Israel se mantuvo sin cambios en la primera mitad del año. Se espera que la tasa se mantenga en su nivel actual hasta el tercer trimestre de 2018 y que aumente a 0,25 por ciento en el cuarto trimestre. Fuente: GPO

Dejar respuesta