Hezbollah: Arabia Saudita incita a Israel para que ataque al Líbano

6
581
Hassan Nasrallah

El secretario general de Hezbollah, jeque Hassan Nasrallah, manifestó que Arabia Saudita declaró la guerra a su grupo terrorista islámico chií y al Líbano y que está empujando a Israel a atacar al país del cedro.

“Arabia Saudita está incitando a Israel a que lance una guerra contra el Líbano. Estoy hablando de hechos y no de análisis. Arabia Saudita está dispuesta a pagar decenas de miles de millones a Israel para eso”, argumentó el cabecilla de Hezbollah.

“Lo más peligroso es incitar a Israel a atacar al Líbano”, apuntó al líder de Hezbollah en un mensaje televisado desde el bunker en el que se esconde. “Estoy hablando de información de que Arabia Saudita le ha pedido a Israel que ataque al Líbano”.

Nasrallah expresó que si bien no se puede descartar totalmente un ataque de Israel; eso es improbable en parte porque Israel sabe que pagará un precio muy alto. “Yo le advierto a ellos frente a cualquier error de cálculo o cualquier medida para explotar la situación”, amenazó.

Nasrallah destacó el hecho de que el Ministerio de Exteriores de Jerusalén instruyó a las embajadas israelíes alrededor del globo a expresar su apoya a los esfuerzos sauditas contra Hezbollah, y también alegó sobre una presunta “asistencia israelí” a los rebeldes sirios y al Frente Nusra, una organización terrorista siria vinculada en el pasado a Al Qaeda.

“Israel está tratando de incitar a la guerra civil”, aseveró Nasrallah y advirtió al Estado judío de no cometer un error de cálculo intentando aprovecharse de la situación en el Líbano. “Israel no debe pensar que tenemos miedo o que estamos confundidos. Somos más fuertes cada día”.

El discurso de Nasrallah tiene lugar tras la sorpresiva renuncia del primer ministro libanés, Saad Hariri, cuando se encontraba en Arabia Saudita. Hariri criticó duramente a Irán y su socio menor, Hezbollah, por lo que calificó como una intromisión en los asuntos árabes y declaró que los “ejércitos de Irán en la región deben ser descabezados”.

Hariri destacó que adonde quiera que se mete Irán hay guerra y denunció que Hezbollah está obligando a obedecer su dominio por medio de la violencia. También reveló que había sido víctima de un intento de asesinato, similar al que sufrió su padre el primer ministro Rafic Hariri.

Nasrallah acusó a Arabia Saudita de haber obligado a Hariri a renunciar. “Digamos las cosas como son: [Hariri] está detenido en Arabia Saudita y le prohíben hasta el momento regresar al Líbano”, alegó el líder de Hezbollah.

El cabecilla de Hezbollah argumentó que el Líbano estaba gozando hasta los últimos desarrollos de un extraordinario período de estabilidad.

“Se eligió un presidente, se nombró a un primer ministro y se creó un gobierno de unidad, que hasta ahora se ha comportado de manera seria y efectiva. Se aprobó una ley electoral y se aprobó un presupuesto por primera vez en doce años. Hemos disfrutado de una seguridad y estabilidad sin precedentes. Mire lo que ha estado sucediendo en los Estados Unidos durante los últimos cuarenta días y miren al Líbano”, sugirió Nasrallah.

De manera sumamente extraña, Nasrallah trató de presentarse a sí mismo como un aliado de Hariri y en contra de Arabia Saudita. “Denunciamos esta evidente injerencia saudita en los asuntos internos del Líbano. Es impropio. Denunciamos la vergonzosa manera en que se trató a Hariri desde el momento en que llegó al aeropuerto saudita. Humillar al primer ministro del Líbano es humillar a todos los ciudadanos libaneses. Somos de la opinión, que la renuncia de Hariri no es legal ni constitucional. No tiene valor; porque fue obligado a renunciar”, alegó.

6 Comentarios

Dejar respuesta