Gran Fiesta de Musicales: estrenos y una gran apertura

0
446
Bodo en el acto de apertura

El “Fiesta de Musicales” que se llevó a cabo en el Heijal Hatarbut de Bat Iam fue un muy importante evento en las artes escénicas de Israel y de la cultura en general, ya sea por el altísimo nivel de las 3 obras que se estrenaron este año y que fueron dignas de excelentes críticas, tanto en la parte musical como en la dramática. Excelentes, compositores, excelente dramaturgia y una destacada actuación en todos ellos. Todo gracias a la iniciativa de Uri Paster que hace 5 años puso en práctica este proyecto asistido por la Municipalidad de Bat Iam.

Elda Brentman e Hila Seada en la obra de Paster

El alcalde Joseph Bachar declaró entonces: “El festival de musicales es la corona de eventos culturales en Bat Iam” lo cual continua siendo cierto este año. Uri Paster manifestó su satisfacción con el quinto festival musical por haber sido un expresión original de teatro y de la música local con tres obras que significaron una labor audaz e innovadora. Este año y con mucha lógica el festival no fue competitivo y solo se premió la actuación de algunos de sus intérpretes. El  año pasado el ganador fue el musical “Sirot Budapest” una pieza  de Roey Cohen, Nir Faibel y Assaf Shlomo. Pero el verdadero ganador resultó el musical “Suleika” creada por Maor Savage que ganó el premio a la mejor música y acaba de incluirse en el repertorio del teatro Beer Sheva.

Ejército del cielo

No podemos dejar de destacar también el show de apertura de este festival en el que se destacó muy especialmente la memoria de Nava Semel, fallecida recientemente y que habia formado parte de la directiva. Los premios a la actuación llevan su nombre. Además se premio a Jacob Bodo por la labor de su vida y se presentaron fragmentos de varias piezas y canciones interpretadas por el grupo Rokdim Majazemer que amenizó el vestíbulo entre obra y obra y contó con mucho público. También estuvo el grupo Shakatak amenizando las veladas de los musicales.

Fishke y Batia

En esta quinta edición del festival se estrenó la pieza “Mesias Ahora”, del novelista y dramaturgo Ephraim Sidon, con la música de Jonathan Canaan y la directora Shirit Li-Weiss. Es la historia de un gran loco y falso mesías, basado en el famoso Shavtai Zvi del siglo 17, que instado por Natan Haazati se presenta como un verdadero Mesías Ben David y durante algunos años cambia leyes hasta que apresado por los turcos decide convertirse al islam. Con los actores Henry David y Koby Merimi en los roles protagónicos y otros diez actores, que emprenden un viaje a Turquía, Egipto y Grecia del siglo 17.

Escena de Trask

Este año Uri Paster cierra un ciclo y presenta un musical propio, con el músico Roni Weiss. Se trata de “Army of Heaven” (ejercito del cielo) que también se desarrolla en el siglo 17 en las llanuras de Rusia, donde Fishke (Eldar Brentman) se ve mezclado con una banda de ladrones judíos, y se convierte en su líder y en calidad de tal decide crear un ejército de judíos que defenderá a sus hermanos del odio ruso.

Henry David es el Mesías

“Trask” es la exitosa obra del dramaturgo Boaz Appelbaum y el compositor Kobi Oshrat dirigida por Roni Ninio, un excelente musical con mucho humor y color, una fantasía detectivesca que ocurre en 1934 en el Tel Aviv de Meir Dizengoff y con el encuentro y desencuentro de los poetas famosos Bialik, Chernijovsky, Alterman y y Shlonsky.

Dejar respuesta