Fue descubierto impresionante palacio de 2200 años en Lachish

0
3248
Foto Autoridad de Antigüedades

Una impresionante estructura de 2200 años de antigüedad (período helenístico), posiblemente un palacio idumeo o un templo, fue descubierta durante Sucot en excavaciones arqueológicas en el sitio de Horvat Amuda, situado en el corazón de un área de entrenamiento militar en la región Lachish.

 

De acuerdo con los directores de excavación, el Dr. Oren Gutfeld de la Universidad Hebrea, Pablo Betzer y Michal Haber de la Autoridad de Antigüedades de Israel: “Si este fue realmente un palacio idumeo o un templo, es un hallazgo raro y emocionante – estructuras similares en este país se puede contar con los dedos de una mano. Parece que el edificio fue desmantelado intencionalmente, posiblemente durante la conquista jasmonea de la región”.
Dos altares de incienso de piedra fueron descubiertos en una de las habitaciones. Uno de ellos, que lleva la imagen tallada de un toro, aparece representado en lo que aparentemente es la fachada de un templo adornado con magníficas columnas. Según los arqueólogos, el altar es “un hallazgo único y raro en términos de su decoración”. El toro, según dicen, “puede haber simbolizado una deidad adorada por los idumeos”. Además del altar de incienso, había delicados recipientes de cerámica. También fueron descubiertos cuencos pintados, jarrones y lámparas de aceite.
También se encuentran en el sitio numerosos espacios subterráneos, utilizados como canteras o para albergar baños rituales judíos (mikvaot), prensas de aceite y palomares. También se descubrieron los túneles de la época de las revueltas judías contra los romanos; uno de estos contenía una olla de cocina intacta desde el momento de la rebelión Bar Kokhba (132-135 de la era común).
El nuevo descubrimiento salió a la luz con la ayuda de drones equipados con cámara, tecnología que se ha convertido en parte de la caja de herramientas de los arqueólogos en los últimos años. Como parte de un extenso proyecto de investigación arqueológica del área entre Bet Guvrin y Maresha en el norte y Moshav Amatzia en el sur, las cámaras de los aviones no tripulados fotografiaron los restos arqueológicos desde lo alto, revelando posteriormente indicios de la estructura ahora bajo excavación.

Los arqueólogos sostienen: “Esta tecnología nos ayudó a elegir dónde enfocar nuestras pistas de excavación, y, de hecho, muy rápidamente surgió que esto era de hecho un descubrimiento único. Esperamos que nuestra continua excavación del sitio en la primavera descubra más de la historia contada aquí”.
La excavación en Horvat Amuda, que fue financiada por la Fundación Beit Lehi y la Autoridad de Antigüedades de Israel, se llevó a cabo con la participación de estudiantes de arqueología de la Universidad Hebrea, Universidad Bar-Ilán, así como un grupo de voluntarios de Estados Unidos.
Durante el período helenístico, aparentemente, Horvat Amuda era uno de los asentamientos satelitales agrícolas de Maresha, que se había convertido en la capital del distrito de Idumea (hoy es parte del Parque Nacional Bet Guvrin-Maresha). Antes de eso, en el siglo V antes de la era común (el período persa), los idumeos, un pueblo semita que se origina en el sur de Jordania, se asentaron en la Shephelah de Judea (en los montes). Después de que el área fue conquistada por los jasmoneos en el 112 antes de la era común, los idumeos se convirtieron y posteriormente se mezclaron con la población de Judea.

 

Dejar respuesta