Encuentran restos de un naufragio cruzado en una bahía del norte de Israel

0
2183
Vista aérea de la ciudad vieja de Ako Foto: Wikimedia Dominio Público

Arqueólogos marítimos israelíes hallaron restos antiguos de un naufragio de la era cruzada en Tierra Santa y a su alrededor una treintena de monedas de oro de la época.

El pecio fue encontrado en el fondo de una pequeña bahía en el puerto de la antigua fortaleza de San Juan de Acre (Ako), como los cruzados conocían esa ciudad del norte de Israel, y que cayó en manos de los mamelucos a finales del siglo XIII.

Según distintos recuentos de la época e investigaciones más recientes, grandes cantidades de oro y valiosas mercancías salieron del puerto de Acre, con destino a la vecina Chipre, cuando los musulmanes pusieron sitio a la ciudad.

Túnel de los Caballeros Templarios en Ako Foto: Tango 7174 Wikimedia GFDL
Túnel de los Caballeros Templarios en Ako Foto: Tango 7174 Wikimedia GFDL

Muchos de esos barcos se hundieron con sus señores feudales nada más salir, según algunos estudios, por sobrecarga o incluso falta de marineros cualificados, lo que hizo del fondo marino un auténtico yacimiento arqueológico aún por explorar.

Las investigaciones realizadas por los arqueólogos marítimos Deborah Cvikel, Ehud Galili y Mijal Artzy, de la Universidad de Haifa, condujeron al hallazgo de los restos de un naufragio cruzado que resultó dañado siglos después por el dragado y construcción del nuevo puerto de la ciudad.

Sus restos, analizados con carbono 14, datan de entre 1062 y 1250, el período cruzado de Acre, cuando la ciudad era el principal puerto de entrada a Tierra Santa de todo tipo de productos, animales y joyas para los caballeros feudales que cumplían la orden papal del “Dios lo quiere” para recuperar y proteger los lugares santos.

Otros hallazgos a su alrededor son unas 30 monedas de oro de la misma época, vasijas de cerámica y cristal importadas de Chipre, Siria e Italia, que bien se hundieron con el barco o fueron arrojadas por la borda para aligerar peso.

Los mamelucos, que tenían su centro en Egipto, conquistaron Acre en 1291 y pusieron fin así al llamado Reino Latino de Jerusalén, desplazando de la zona a unos cruzados que encontraron refugio bien en las islas del mediterráneo o sus reinos feudales de origen. EFE

Dejar respuesta