El trabajo desde el hogar se mantiene popular en Israel

1
389
Foto Pixabay

Las grandes empresas tecnológicas, como IBM o Yahoo ahorran millones de dólares anuales en costos inmobiliarios al permitir que el personal trabaje en casa. También tienden a contratar personas que viven cerca de una oficina de la compañía.
Sin embargo, esta tendencia se está revirtiendo en Estados Unidos, mientras que en Israel se mantiene y es popular, en especial en el sector de alta tecnología.

Una encuesta en Israel de 2016 de 200 gerentes de recursos humanos en compañías de tecnología realizada por la firma de recursos humanos Ethosia encontró que el 72% permitía que el personal trabajara en casa.
Aunque quienes trabajan desde casa tienen el estigma de ser percibidos como trabajadores perezosos e improductivos, casi nueve de cada diez empresas que lo permitieron estaban satisfechas con el desempeño de sus empleados.
“Lo que nos han enseñado es que casi todas las organizaciones de alta tecnología, grandes o pequeñas, en el centro del país o en la periferia, lo estaban haciendo”, dijo Adi Ironi, vicepresidente de reclutamiento de Ethosia.

1 Comentario

  1. Del teletrabajo y sus beneficios se lleva hablando muchos años, en España cuando la derecha del Partido Popular consiguió por fín el poder en 1996 su fórmula mágica era la movilidad geográfica y flexibilidad laboral, es decir, cambiar de ciudad y de puesto de trabajo según necesidades y si los españoles lo aceptaban, contra sus costumbres, todos seríamos felices y con trabajo, se podría decir que el teletrabajo formaba parte en cuanto se habló de sus beneficios en el extranjero. Más bien, aparte de los enchufes de siempre, bajadas en los derechos laborales y el clientelismo y corrupción de la derecha, no había ningún trabajo que ofreciera teletrabajo ni siquiera en el sector de nuevas tecnologías, salvo los antiguos timos de enviar sobres o montar marcos de cuadros, o los nuevos de enviar spam o contestar encuestas a cambio de unos céntimos por hora trabajada. Lo único que puede haber es alguna empresa que da la opción de teletrabajo a trabajadores clásicos ya contratados. De todas formas cada poco aparece una nueva fórmula mágica, sobre todo en nuevas tecnologías, aparte de la inalcanzable ciudad jauja de Google en norteamérica, como los alquileres compartidos de oficinas, el jefe supersimpático funcionando en equipo, y la última moda es la oficina abierta sin tabiques de separación ni oficinas donde todos trabajan juntos viéndose siempre y el jefe actúa como cualquier otro de sus empleados. Esto estará muy bien para rellenar los noticieros de las televisiones o en Madrid y Barcelona, aunque dudo que se haga en algún porcentaje significativo. Al menos donde vivo si alguien lleva una camiseta o un corte de pelo algo raro llama demasiado la atención, y en los trabajos los empresarios poco cambian que no vaya a reportar beneficios instantáneos.

Dejar respuesta