El periodismo ingresa al modelo de financiamiento colectivo

3
1775

El modelo de financiamiento colectivo y a través de donaciones (conocido popularmente por su nombre en inglés crowfunding) ya no se limita a los proyectos tecnológicos de vanguardia como las startups o a las iniciativas pioneras. El mundo del periodismo también lo está incorporando, dadas las limitaciones del actual modelo publicitario cada vez más concentrado.

Incluso periódicos corporativos como el británico The Guardian, en lugar de cobrar por el acceso a su contenido, sugiere a los lectores un aporte financiero permanente o realizar donaciones únicas.

Últimamente, The Guardian amplió su modelo de donaciones. El periódico estableció una nueva organización sin fines de lucro para conseguir donaciones por el mundo para financiar sus actividades; y ha logrado ya reunir un millón de dólares de varias fundaciones filantrópicas.

Una investigación del periódico The Marker reveló que el porcentaje de ingresos proveniente de donaciones de The Guardian es bajo pero significativo: 4.9 millones de dólares dentro de unos ingresos totales de 276 millones de dólares en un año.

Hace un mes también el famoso periódico estadounidense The New York Times recurrió al modelo de donaciones del mismo modo que The Guardian, estableciendo una organización sin fines de lucro para obtener financiamiento a través de las fundaciones filantrópicas.  Dirigentes del New York Times sostienen que si el modelo de donaciones prospera, el periódico va a impulsar la formación de una nueva generación de periodistas.

Incluso sin un modelo de donaciones, cada vez más medios de comunicación en el mundo se basan cada vez más en el aporte directo de sus lectores, que están convencidos de que ese modo financian la producción de contenido de calidad.

Una investigación de la consultora norteamericana Pew revela que los periódicos más grandes de Estados Unidos como The New York Times, Wall Street Journal, Chicago Tribune, registraron un aumento considerable de suscriptores digitales el año pasado.

Con el debilitamiento de los periódicos impresos, también se debilitan los ingresos de las empresas que los producen, sobre todo expresado en una disminución de los ingresos provenientes de la publicidad. Sin embargo, la tendencia a la migración digital comienza ligeramente a compensar estas pérdidas.

 

Y ahora, hablando de nosotros…

 

Nuestro periódico Aurora, por supuesto, no es ajeno a esta nueva tendencia, y para sobrevivir ha decidido incorporarse a ella. Como iniciativa independiente, y siendo un medio en castellano basado en un país en el que no se habla este idioma, Aurora mantiene el privilegio de ser testigo en el terreno de lo que sucede en Israel y el Oriente Medio, y de poder transmitir su cobertura a todo el mundo.

Al igual que la mayoría de los periódicos en el mundo, nosotros también encontramos a nuestro portal digital como el canal para ampliar y reforzar nuestro vínculo con los lectores –que cada vez son más- posibilitando el sostén de nuestra actividad a lo largo de estos tiempos difíciles pero desafiantes. Aurora no recibe financiamiento del Estado, ni de partidos políticos, sindicatos o de otras organizaciones.

Hemos abierto en nuestro sitio web una sección de donaciones, en la que cada lector puede ser nuestro patrocinador. Lo invitamos a ser partícipe de la continuidad de nuestros 54 jóvenes años de existencia.

3 Comentarios

  1. el problema es que los medios actuales …tv periodicos..son un 10 por ciento informacion y un 90 por ciento manipulacion y ya la gente se cansa ..simplemente no se ve la tv no se leen los periodicos y en un plazo no lejano habra que dejar internet..aunque no puedo mas que estar agradecido a aurora como medio de difusion imprescindible en castellano y judio…yo ya tengo dos periodicos que financio desde hace años y estoy en la obligacion de seguir haciendolo …uno se llama mikel y el otro maite.mis hijos..asi que no puedo financiar más ..esta fuera de mis posibilidades ..aunque en aurora cuentan con mi apoyo y mi bendicion…

  2. Sobre esta cuestión se lleva hablando muchos años, en concreto desde finales de los 90’s cuando comenzó el boom de internet que es el que cambió todo. En España se han visto pasar todo tipo de modelos de negocio, siendo un país poco acostumbrado a pagar o a donar, menos a empresas y menos todavía si existen muchas alternativas. El periódico más leído, si se exceptúa al diario deportivo Marca, es el de la izquierda socialista El País, durante varios años fue de pago y tan sólo publicaba algunos artículos cortos en la página web, además a pesar de ser de izquierdas era bastante quisquilloso con los derechos de autor, cobrando un dineral a la web que quisiera publicar alguna foto o un pequeño trozo de sus textos, probablemente llegaban a procesos judiciales para defender los intereses de su holding empresarial. Mientras que su mayor competencia, el derechista y sensacionalista El Mundo, se centró en internet y fue líder en este medio, financiandose con publicidad, aunque por un corto periodo de semanas cambió a un modelo de pago, al contrario fue El País que comenzó a darle importancia a la edición online gratuita. El invento del pago no le funcionó a ninguno de los dos, porque existen diarios gratuitos por decenas, más miles de webs y blogs de usuarios. Algunos pocos medios tienen financiación por donaciones o secciones premium, pero lo normal es la gratuidad, los famosos ganan dinero atiborrando cada página de anuncios, en especial Marca y El Mundo utilizan todos los trucos sucios informáticos que se conocen para aumentar los ingresos por publicidad. En España los estudios universitarios de periodismo son unos de esos para vagos o con bajas notas, son muchos titulados y con un gran porcentaje de paro, incluso los que trabajan en televisión se quejan y temen a internet también, aunque por ahora aguantan bien el cada vez mayor número de horas de los españoles frente al ordenador viendo vídeos. Por otra parte, diarios y televisiones más conocidos suelen formar parte de unos pocos grandes holdings de prensa, en España pŕacticamente son dos privados, quitando uno público, y en los privados se mezclan todas las ideologías, a la misma hora puede haber una tertulia más de derechas y otra más de izquierdas en dos canales de la misma empresa, o ver habitualmente tertulias con periodistas de periódicos de la derecha más rancia, como el diario La Razón, en el canal vilipendiado por el Partido Popular por ser de izquierdas, en La Sexta, porque diario y canal de televisión pertenecen al mismo holding empresarial de derechas. También ha aparecido un hackeo a la famosa empresa española El Corte Inglés, conocida por muy derechistas y dedicada a centros comerciales y supermercados, pagando a medios y periodistas, una especie de secreto a voces es que premian a los que más les nombren o traten bien, o en la trama corrupta del derechista Partido Popular apareció entre los beneficiarios de los donativos de la red corrupta el periodista Federico Jiménez Losantos, este es el ídolo de masas de la derecha más rancia y ultraderechistas, por ejemplo es el principal propagador de la teoría de la conspiración del atentado yihadista del 11-M del 2004 en Madrid, señalando a los socialistas del PSOE y sus redes ocultas en el estado e incluso a los masones del partido socialistas ayudados por los masones de Francia, de estar detrás del atentado yihadista, cosa que creen con fe una gran parte de los españoles derechistas y fascistas. En definitiva, ni pagando ni gratis, en España el periodismo de calidad y objetivo es confundido con periodistas que no dicen palabrotas y miman lo que quieren oír la mayoría que más poder y dinero.

Dejar respuesta