“El BDS es inexistente en México”

1
1240
Foto: Cortesía

 

El presidente de la comunidad judía de México, Salomón Achar, declaró que el movimiento BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones) es inexistente en su país; en una visita a Israel que realizó junto a una delegación comunitaria.

Achar expresó que en México hay una imagen positiva de Israel: “en México, las universidades y los hospitales y los inversores no saben del BDS, y al contrario, prefieren el intercambio de estudiantes y el intercambio académico, y los hospitales quieren tener lazos con los hospitales de Israel”.

La delegación comunitaria realizó varias excursiones y reuniones en el país, incluyendo una visita al presidente de la Autoridad Palestina Mahmud Abbás en Ramallah y a los centros de innovación tecnológica en Tel Aviv, como así también a las universidades y a los hospitales.

El dirigente especificó que la visita a Israel, que se reitera cada pocos años, tiene el objetivo de conocer la realidad sobre el terreno, en sus aspectos político, militar, social y demográfico, como así también fortalecer el vínculo con los judíos de la diáspora y la relación entre México e Israel.

Achar hizo hincapié en que la comunidad tiene lazos muy fuertes con Israel, y su apoyo es incondicional, sin tomar una postura sobre el gobierno de turno. “Estamos preocupados por el éxito de los proyectos en Israel, ya que también protege a las comunidades de la diáspora en todo el mundo”, añadió.
Durante la reunión en Tel Aviv, el viceministro de defensa Eli Ben-Dahan recibió la delegación y habló de la importancia de fortalecer la conexión entre Israel y México, que para él “es un país clave en la economía mundial y en América Latina en particular.” Según fuentes diplomáticas, el primer ministro Biniamín Netanyahu está evaluando visitar México para reunirse con el presidente Enrique Peña Nieto.

1 Comentario

  1. Es que el BDS es tan tonto de seguir como todas las campañas que se han hecho parecidas, no sé quién puede preocuparse de mirar si las pipas o las patatas son de Israel, o el importador, o qué decir si es un componente electrónico o semillas. El problema son el reducido grupo de trastornados radicales que está detrás, que en España son los partidos comunistas como Podemos, pero si por ejemplo un fascista aprovecha alguna información de estos y acumula anteriores campañas de la derecha, productos franceses, marroquíes, catalanes, vascos, etc. se puede encontrar comiendo pan y agua todos los días.

Dejar respuesta