Antes de la llegada de Trump: ejercicio aéreo israelí-estadounidense

1
1644
Juniper Falcon Foto: Fuerza Aérea de Israel

Decenas de aviones de combate estadounidenses e israelíes culminaron el ejercicio anual Juniper Falcon. Durante las maniobras se simularon diferentes escenarios.

El principal objetivo durante el entrenamiento de los aviones de combate fue destruir blancos móviles enemigos tales como misiles antiaéreos.

Los pilotos israelíes y norteamericanos también practicaron estrategias para eludir sistemas de defensa antiaéreos y aviones de combates enemigos que intenten desbaratar la misión.

Alrededor de treinta aviones de combates participaron en cada vuelo. No se usó fuego real; en cambio se ejercitaron diferentes escenarios de enfrentamiento -unos contra otros-, en tanto que algunos aviones actuaron en actitud ofensiva y otros en posición defensiva.

El ejercicio incluyó aviones de combate F-15, el más grande de los aviones de combate de la Fuerza Aérea de Israel, del 69 Escuadrón, que volaron junto a aviones de combate F-15 de aviación norteamericana.

El ejercicio duró dos semanas. Constituye parte de una serie de entrenamientos conjuntos entre las fuerzas aéreas de ambos países en los últimos años.

El próximo ejercicio de entrenamiento de envergadura de la Fuerza Aérea de Israel será Bandera Azul (Blue Flag), también durante este año, pero algo más tarde, e incluye a las aviaciones de otros países de la región.

“El ejercicio de entrenamiento fue complejo, se profundizó la cooperación, y fue dirigido por el Escuadrón Rojo de la Fuerza Aérea de Israel”, manifestó un oficial de alto rango. “Este ejercicio de entrenamiento es importante, dada la situación que enfrentamos alrededor nuestro, la naturaleza dinámica de los diferentes frentes de combate en la zona, y las operaciones de las potencias mundiales: todo eso crea incertidumbre. En este ejercicio, incorporamos las amenazas más avanzadas que observamos en la región”.

1 Comentario

Dejar respuesta