La nueva cumbre de la OPEP, a menos de un año de la reducción sin resultados

0
547
Foto Pexels

Gastón Saidman

 

El pasado 30 de noviembre del 2016, se realizó en Viena un congreso liderado por la OPEP y representantes de sus países aliados a la organización. El objetivo fue reducir la producción del crudo hasta 400,000 BPD (Barriles por día) para poder balancear los precios en el mercado.

El resultado de la baja de precios por barril que comenzó EEUU, lo que creó una caída de precios que tomó por sorpresa al mercado petrolero. Es aquí de forma resumida la base de lo que llevó a tomar una decisión tan drástica como convocar una cumbre de los países productores asociados a la OPEP, y terminar por decidir una reducción. El problema es que tiempo después como he marcado en mi artículo “El juego del oro negro”, donde comencé a seguir esta actividad, que la decisión no llevaría a un cambio positivo. Y no me equivoqué.

Si bien era seguro que países como Brasil, EEUU y otros no pertenecientes a la OPEP, pero sí de gran importancia como países productores, no estaban obligados a seguir la misma política, confiar en ellos respecto a la reducción, fue algo demasiado ingenuo.

Hoy nos encontramos justamente frente a ese problema, la súper producción liderada por EEUU, pero peor aún, países asociados como Libia y Nigeria, rompieron la semana pasada el pacto, y comenzaron a producir más de lo acordado. Esto último provocó que el precio no toque los 50 $ como se tenía previsto y caiga unos puntos legando a los 47 $, sin duda algo que sorprendió a los inversionistas.

De todas maneras, le reducción no logró concretar sus objetivos, y para eso la OPEP pidió realizar otra cumbre durante los días 7 y 8 de agosto y así analizar de nuevo la situación actual y proyectar otras estrategias que logren balancear el precio, ya que la falta de cumplimiento de los países productores, falló ante todas las expectativas.

Las empresas principales que intentan ya desde hace dos meses romper los 50 $ por barril, son Shale con el aumento de perforación y Andarko, quien decidió en el ultimo tiempo acrecentar su inversión para la exploración. El problema fue que por más que estuvimos con las expectativas puestas en el precio, este quedo estancado rebotando en los 49 $ y no pasar a más.

En los próximos días la OPEP como he dicho, realizará una nueva cumbre para no sólo balancear el precio, sino también para investigar sobre la súper producción que sus propios países aliados comenzaron. Viendo la situación, los analistas opinan que solo habrá dos opciones para aumentar los precios del crudo.

La primera opción, sería tratar de reunir una coalición más amplia para hablar sobre los problemas de suministro, incluyendo las compañías estadounidense, dijo Mohamed A. El-Erian columnista de Bloomberg.

Considerando la cantidad de perforadores estadounidenses que creen en el mercado libre que impulsa los precios del petróleo y su aversión general a las organizaciones gubernamentales de “fijar” la producción, esta es la estrategia más probable que podría aplicarse.

La segunda estrategia, implicaría que la OPEP impulse a la cooperación con los productores no pertenecientes a la OPEP con el objetivo de involucrarlos al acuerdo de corte de producción. Desde este enfoque, también se podría tratar de añadir mecanismos más estrictos para que los productores sean responsables de la ejecución de sus recortes, en comparación con la actual llamada “participación voluntaria”. Podría incluir un “fondo de estabilización” como dijo El-Erian- para ayudar a los productores con escasez de dinero e incentivarlos a continuar con los recortes.

En relación a los precios, el mercado seguirá sin novedades, los inversionistas estarán atentos a la decisión de la OPEP en los próximos días. De los que si podemos estar seguros, es que existe una ultima opción que no fue recordada, en el caso que la OPEP decida explotar la súper producción, veremos en los próximos meses como muchas empresas quebrarán, y posiblemente otras nuevas tomen el control y poder. Sin dudas para los aficionados del mercado petrolero estamos frente a una etapa la cual bien podría compararse con un capítulo de la legendaria serie Dallas, ya que bien podría ser una buena oportunidad para nuevos inversores en el mercado y empresas que quieran ser parte de esta nueva era.

Dejar respuesta