¿Quién fue Alicia de Battenberg, la madre de Felipe de Edimburgo?

Creative Commons

La muerte del príncipe consorte Felipe de Edimburgo acaparó todas las portadas de los medios internacionales. Desde Israel, el primer ministro Benjamín Netanyahu envió condolencias a la familia real británica, y pronto se multiplicaron los pésames.

Sin embargo, una de las curiosidades de la vida de Felipe tiene que ver con su madre, Alicia de Battenberg, que pocos saben que está enterrada en la iglesia ortodoxa de Santa María Magdalena situada en el monte de los Olivos.

Alicia nació en el seno de la familia real en 1885. La Reina Victoria era su bisabuela y fue criada dentro de la realeza. Desde chica sufrio por una enfermedad en sus oídos, que la fue dejando paulatinamente sorda.

En 1902 conoció a Andrés de Grecia y Dinamarca, y al año siguiente se casaron. Andrés continúo su carrera militar, participando de las dos guerras mundiales, mientras que Alicia crió a sus cinco hijos.

Durante la segunda guerra, Alicia vivió en Atenas, y allí pasó todo el conflicto bélico. Al caer Mussolini, las tropas alemanas ingresaron a Grecia, arrasando con la población judía de allí. Sin embargo, Alicia, que tenía familiares luchando para Alemania, ocultó a Rachel Cohen y dos de sus hijos.

Finalizada la guerra volvió a Inglaterra para el casamiento de Felipe con Isabel II. Con el golpe de estado de los Coroneles en 1967 tuvo que dejar Grecia y partió al exilio en su Reino Unido natal, donde falleció en 1969 a los 84 años.

Su cuerpo fue enterrado en Windsor, pero por pedido en su testamento se lo trasladó a la Capilla Santa María Magdalena, en Jerusalén. La valiente decisión de defender a los Cohen motivo a que Yad Vashem la reconociese en 1994 como una de los Justos entre las Naciones de manera post-mortem. Un reconocimiento digno de una vida tan especial.

 

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios