Elecciones en AMIA. Reflexión

10 de abril. Día de definiciones.

Sede de la AMIA inaugurada en 1999 – Foto: Wikipedia – CC BY-SA 3.0

Dr. Natalio Daitch

Tres listas se presentan en la elección, tres opciones o caminos. Y para aquellos que hemos sido testigos como el alejamiento del judaísmo raigal ha terminado haciendo estragos y un colapso de muchas comunidades (sea del interior del país o inclusive en la propia Buenos Aires) de la mano de un tsunami asimilatorio, logramos comprender en profundidad lo que está en juego con cada voto.


Reformismo en la argentina.

Si recordáramos la famosa película «Lo que el viento se llevó» (película norteamericana de 1939-“Gone with the wind”), solo bastaría recorrer esta capital federal para poder apreciar que incluso grandes inmuebles que tenían historia judía dentro de la kehilá, hoy por hoy, se encuentran perdidos para el colectivo comunitario. Y no solo de los ladrillos nos referimos, también al invaluable recurso humano. Bastaría recorrer las calles porteñas, y poder apreciar como edificios como el Teatro IFT (Boulogne Sur Mer 549-Once) y el viejo pero famoso Hospital Israelita Ezrah (Avenida Nazca 1145-Barrio de Flores) han dejado de pertenecer al colectivo comunitario.

Un opinólogo en apuros.

Obviamente, no espero que todos concuerden. Pero mi parcialidad, esta sujeta y amarrada a lo que todos podemos apreciar. Como las comunidades ortodoxas crecen y se desarrollan en número, mientras por el otro lado, con tristeza, nuestros hermanos mucho más alejados de la Torá, experimentan alejamiento de la juventud, asimilación creciente, vaciamiento de las kehilot o comunidades, hasta solo quedar cementerios solitarios (casi abandonados) de aquellos abuelos y ancestros, que no han dejado nietos para poder continuar la obra de continuar la vida judía en forma sustentable en tierras criollas.


Conversiones exprés. ¿Remedio o veneno?

Siendo que soy más penitente que observante, igualmente adhiero y acompaño a que solo la Halajá o Ley judía ha podido asegurar la sustentabilidad del judaísmo a lo largo de la historia.

El ofertar conversiones rápidas, fáciles, lejos de traer soluciones, trae aparejado graves problemas para aquellas personas que deseando ingresar a la grey judía han sido engañadas, ya que a posteriori descubren que tales conversiones carecen de valor, y no solo por no ser reconocidas por un Rabinato ortodoxo, sino que terminan por comprender esa no es la esencia del judaísmo histórico y genuino. Lo que puede llevar a la frustración, el enojo, y la depresión. Estas personas sienten que han sido timadas, y eso es una verdadera tragedia.


La urna decide. Final.

Por todo lo mencionado y mucho más que queda en el tintero, el domingo 10 de abril será un día largo y cargado de tensiones, trabajo y espera en las mesas de votación. Un día que traerá cierta dosis de angustia por si se pierde el timón del colectivo judío, y al mismo tiempo esperanza en tantos nuevos casamientos y nacimientos. Y esa enorme ola de teshuberos o retornantes que vuelven a descubrir que el fuego interno del corazón hebreo solo puede encenderse con la luz y la energía de la Torá y sus mensajes eternos.

Una comunidad entera juega su destino, y el votar se ha transformado en una verdadera mitzvá o precepto, tanto como la Tefilá (oración) o el deleite del Shabat y del resto de las festividades.

Compartir

#, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
1 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Mundo Judío