Caso AMIA: Fernández de Kirchner declara como testigo en el juicio por encubrimiento

6 diciembre, 2016
Foto: Facebook

La ex presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) acudió a declarar como testigo en la causa que busca esclarecer el presunto desvío intencional de la investigación del atentado de 1994 contra el centro comunitario judío AMIA en Buenos Aires, en el que fueron asesinadas 85 personas y que sigue impune tras 21 años.

Fernández de Kirchner había sido citada a declarar por su participación en la comisión parlamentaria bicameral que colaboró con la investigación del atentado, desde donde criticó la gestión del ex juez Juan José Galeano, quien llevó adelante la primera década de la instrucción de la causa por el atentado.

Galeano, apartado en 2005 por «mal desempeño», está acusado, junto con el ex presidente Carlos Menem (1989-1999) y otras once personas, de irregularidades en el primer juicio abierto para investigar el ataque al centro comunitario, un pleito que fue declarado nulo y que concluyó con la absolución de los policías imputados.

Uno de los principales ejes de la investigación es el presunto soborno de 400 mil dólares al abogado Carlos Telleldín con el fin de que incriminara a policías bonaerenses en el ataque.

Por otro lado, los jueces del Tribunal Oral Federal 2, donde se celebra la audiencia pública, analizan los porqués de la interrupción de la investigación de la llamada «pista Siria», que involucraba a empresarios de ese país cercanos a la entonces familia presidencial Menem.

El juicio oral, que arrancó el 6 de agosto de 2015, avanza en paralelo a las pesquisas sobre el diseño y la ejecución del ataque terrorista, que dieron un vuelco en enero de ese año con la muerte, en circunstancias aún sin esclarecer, del fiscal Alberto Nisman, que lideró la investigación en la última década.

La tesis de Nisman atribuía a Irán la autoría intelectual del atentado y a la agrupación terrorista libanesa chií Hezbollah la comisión material.

Ante la negativa de las autoridades iraníes a extraditar a los acusados por el fiscal, entre ellos ex ministros y otros altos cargos, el Ejecutivo argentino firmó en 2013 un polémico memorándum de entendimiento con Irán, rechazado por la comunidad judía local, para interrogar a los sospechosos en suelo iraní.

El 14 de enero de 2015, y con base en ese acuerdo, Nisman denunció a la entonces presidenta por presunto encubrimiento a los autores iraníes del atentado.

Cuatro días después, el fiscal fue encontrado muerto en su vivienda con un disparo en la cabeza, mientras que la Justicia archivó en mayo su denuncia contra Fernández de Kirchner por «inexistencia de delito».

El atentado contra la AMIA fue el segundo contra sedes judías en Argentina. En 1992, la embajada de Israel en Buenos Aires quedó destruida por un atentado, también atribuido a Hezbollah, en el que fueron asesinadas 29 personas. EFE y Aurora

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest
6 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios